Doña Letizia, por una tercera edad de primera

La Princesa de Asturias presidió en Pamplona la clausura del II Congreso Internacional sobre Dependencia y Calidad de Vida

La Princesa de Asturias quiso tender su mano a nuestros mayores con su presencia en el II Congreso sobre Dependencia y Calidad de Vida. Acudió ayer a Pamplona para clausurar la cita en el Palacio de Congresos de Baluarte, donde Iñaki Laortiga Erdozain, pamplonés de 19 años y con discapacidad intelectual, le entregó un ramo de flores. Doña Letizia, que llegó a Noáin con la Ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, fue recibida por decenas de ciudadanos con aplausos. La Alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina; la Delegada del Gobierno, Elma Sáiz, y la Presidenta del Parlamento, Elena Torres, acompañaron a la Princesa por el pasillo de baldosas de la plaza hasta la puerta del Auditorio.

Doña Letizia subrayó la importancia de este Congreso y de sus conclusiones. "Se trata de nuestros mayores, de personas que tienen más edad que algunos de nosotros y mucha vida. Y hoy vivimos más que antes, una obviedad que nos exige estar a la altura de quienes han entregado a la sociedad su tiempo y su trabajo, y que aún hoy lo siguen haciendo. Ahora -prosiguió doña Letizia- estamos en deuda con ellos. Porque no todos disfrutan de las mismas condiciones de vida, del mismo cariño de sus familias. Por eso, si conseguimos que los ciudadanos mayores tengan la mejor calidad de vida, ganamos todos. Ellos también son motores de nuestra comunidad".

"Todos somos responsables de que las personas mayores sigan sintiendo que cuentan y que contamos con ellos: las familias, las administraciones públicas, la iniciativa privada y en general todos los que formamos parte de la sociedad. De ahí la importancia de este congreso y de que vosotros, los que más sabéis, hayáis debatido y puesto en común los retos y dificultades de quienes nos han cuidado, nos han protegido, nos han educado y nos han querido sin pedir nada a cambio. Para ellos, nuestro respeto y nuestro cariño en este momento de sus vidas. Que además de recuerdos, sigan teniendo ilusiones".

Doña Letizia declamó con intención sus últimas palabras: "Todos envejecemos... Todos. Y envejecer es una suerte si podemos sentirnos bien. Es ese bienestar el que debemos conseguir para todos nuestros mayores. Este congreso ha impulsado sin duda el compromiso que tenemos con quienes nos preceden en la vida. Gracias por organizarlo y por renovar la gratitud de nuestra sociedad a los mayores. Les debemos mucho". No dejemos que la noche eterna invada a los hombres antes de tiempo.

Más sobre

Regístrate para comentar