La reina Sofía y Carla Bruni: arte y compostura en el Museo Reina Sofía

La Primera Dama llegó más tarde de lo previsto por acompañar a su esposo en la sesión solemne celebrada en el Congreso

La Primera Dama de Francia ha continuado hoy su apretada agenda en España con su vuelta a los museos y a la particular pasarela de elegancia que ha instalado en la capital. Ella, reina de las artes -lo mismo posa, que desfila, que canta, que compone..., que ejerce brillantemente su papel presidencial-, se unió nuevamente a la Reina para dar rienda suelta a su afición artística en el Museo Reina Sofía. Una cita en la que reinaron arte y compostura. Carla se decantó por los mismos colores (negro y blanco) que en su primer look español -lució esta vez un conjunto de chaqueta corta y pantalón estrecho- y la soberana vistió un traje de color agua marina con complementos en beige.

Carla Bruni se retrasó media hora debido a una decisión de última hora: acompañar a su marido, Nicolás Sarkozy, a la solemne sesión celebrada en el Congreso, en la que el mandatario francés pronunció un discurso ante los diputados y senadores. A la idolatría que Nicolás ha mostrado por su esposa en su estancia en Madrid con miradas, con manos entrelazadas, con piropos..., Carla ha respondido con igual apoyo. No estaba prevista su asistencia, razón por la que los programas de ambas actividades se solapaban y por la que tuvo que alertar de la consiguente demora a la Reina, pero la improvisada decisión de acompañarle ponía de manifiesto lo que se han hartado de demostrar en este tiempo de casados: que son equipo. Que ella le arropa a él y él, a ella; que tanto monta, monta tanto en su matrimonio Sarkozy como Bruni.

Más sobre

Regístrate para comentar