La 'adicción' de la reina Sofía

La soberana presidió el homenaje de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) a los medios de comunicación por su apoyo

No existe droga más dura para [doña Sofía] que servir bien a España y hacer de ella un país sin cadenas. Por esta adicción suya no quiso faltar esta semana al reconocimiento de aquellos que se han esforzado en liberar de ataduras; no quiso perderse la distinción a aquellos medios de comunicación, asociaciones, agencias y productoras que han unido sus manos a la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) para deshacer con brechas de sensibilización social la maraña de opresión del consumo de estas sustancias.

La soberana, enganchada por oficio y convicción a una España libre, trató de contribuir con su presencia a quitar los nudos de tiranía que imponen las drogas. Desató conciencias con su discurso acerca de la importancia de que la sociedad de la comunicación ayude a tirar (y cortar) del hilo de la madeja de la drogadicción: "La existencia de unos medios que faciliten adecuados elementos de juicio y favorezca la crítica, la reflexión y el contraste de pareceres son vitales para nuestros niños y jóvenes que construirán la España del futuro".

Más sobre

Regístrate para comentar