Hacienda somos todos... y todos los miembros de la Familia Real española

No sólo el Rey está sujeto al pago de todos los impuestos, también lo están los Príncipes de Asturias, las Infantas y sus esposos, como cualquier otro español y así se detalla en la página web de la Casa Real española

No queda otra en época de crisis que revisar los números con lupa. Desde los que dictan en nuestras pequeñas economías a los que gobiernan en la estatal, pasando por los que rigen en la de la [Familia Real española]. Y es por ello que en estos últimos meses fatales se han hecho a menudo las cuentas de los gastos de los miembros reales, en cambio no se ha hablado de sus contribuciones al fisco. Tal vez porque no hay nada nuevo que decir sobre el particular, aparte de lo de siempre. Pero a veces dar por sentado algunas cuestiones contribuye a que pocos tengan conocimiento de ellas. De ahí que algunos no sepan que Hacienda somos todos sin excepciones. O, lo que es lo mismo, que no es el Rey quien declara y paga todos los impuestos en representación de su familia, sino que cada uno de los miembros reales lo hace por separado como cualquier español.

Así lo especifica la página web de la [Casa Real española] en la sección que se refiere al presupuesto anual de la Casa de Su Majestad el Rey: "En la gestión y administración del citado presupuesto anual de la Casa de S.M. el Rey se siguen los procedimientos propios de la Administración Pública. Además, en materia laboral y fiscal, la Casa de S.M. el Rey está sujeta al cumplimiento de la legislación vigente. Asimismo, los Reyes, los Príncipes de Asturias, las Infantas y sus esposos, están sujetos al pago de todos los impuestos, por lo que anualmente presentan y liquidan sus declaraciones del IRPF y del Impuesto de Patrimonio".

Toda la información presupuestaria se puede encontrar en la web real, para que todos los españoles tengas las cuentas claras de la Familia Real, eso sí, dentro de unos margenes de seguridad. Ni los sueldos de los miembros reales, ni sus declaraciones a Hacienda son públicas, a diferencia de los de la realeza de otros países europeos monárquicos. Sólo lo es la cantidad global que se asigna a la Casa de Su Majestad el Rey en la Ley de Presupuestos Generales del Estado, propuesta por el Gobierno y aprobada por las Cortes Generales, para cada ejercicio económico. Una suma variable (este año asciende a 8.896.920 euros -el presupuesto más bajo de las Familias Reales de Europa) y que [don Juan Carlos] puede distribuir libremente para costear los gastos de funcionamiento y de personal a cargo directo de la Casa Real, así como también al sostenimiento de su familia. Los Reyes y los Príncipes de Asturias se dedican por entero a la Corona, en cambio las Infantas reciben además un sueldo extra de las empresas privadas para las que trabajan: [doña Elena] como responsable del área del Instituto de Acción Social de la Fundación Mapfre y [doña Cristina] como responsable del Área Social de la Fundación La Caixa. Y todos dan la mejor imagen de España al mundo.

Más sobre

Regístrate para comentar