Brindis con sabor argentino en el honor de Cristina Fernández de Kirchner

Los Reyes y los Príncipes de Asturias agasajaron con una cena de gala a la presidenta de Argentina en su primera visita oficial de Estado a España

Los Reyes junto a los Príncipes Asturias mantuvieron ayer tres reuniones con la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, quien aterrizó ayer en Madrid con el objetivo principal de "reafirmar los lados y la amistad inalterables con España".

A primera hora de la mañana de ayer, la presidenta de Argentina, fue recibida por los Monarcas en el Palacio del Pardo, lugar de residencia de los mandatarios extranjeros durante sus visitas de Estado a España y lugar donde mantuvieron su primera reunión de carácter privado. Tras este caluroso encuentro, Cristina Fernández continuó con la agenda prevista en este viaje y se trasladó hasta el Ayuntamiento de Madrid, donde le fueron entregadas las llaves de la ciudad de manos del Alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, y donde mantuvo un encuentro con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al que vería horas más tarde en la cena de gala organizada por los Reyes en su honor.

Tras estas dos reuniones, la presidenta argentina volvió a reunirse, por tercera vez en el día, con los Reyes y los Príncipes de Asturias en el Palacio de la Zarzuela, donde tuvo lugar una cena de gala con el único fin de agasajar a la presidenta así como a toda la comitiva presidencial que la ha acompañado en este importante viaje. Vestida con una preciosa falda granate estampada y una blusa dorada que coronó con un precioso recogido, Cristina Fernández de Kirchner y el resto de su comitiva fueron recibidos por la Familia Real a las puertas de Palacio.

Una vez en el interior y minutos antes de comenzar la cena, la presidenta de Argentina, flanqueada por el Rey y el Príncipe, pronunció un discurso muy emotivo, en el que no solo destacó las buenas relaciones culturales, comerciales y económicas de ambos países, sino que también recordó a sus tres abuelos de origen español diciendo: "Me hubiera gustado mucho ver sus caras cuando he sido condecorada por el Rey de España, seguro que se hubieran frotado los ojos y no lo hubieran podido creer". Don Juan Carlos, vestido de frac como el resto de los invitados, destacó por su parte, "la voluntad de permanencia de las empresas españolas en Argentina, así como las sólidas raíces y su compromiso estratégico para contribuir al crecimiento económico y social del mismo".

Los elogios a Doña Letizia
A pesar de que todas las mujeres vistieron de largo debido al protocolo, quien mayores elogios recogió fue la princesa Letizia, quien deslumbró con su elegancia a las mujeres de la comitiva presidencial. Con una falda larga color verde y un corpiño de pedrería a juego, que adornó con una preciosa tiara. Doña Sofía, por su parte, eligió un elegante vestido negro también adornado con pedrería, que combinó con una banda azul y una tiara floral.

La cena se prolongó durante algo más de tres horas. Tras el postre, los alrededor de 127 invitados entre los que figuraban el presidente del grupo de turismo español Marsans, Gonzalo Pascual, así como otros altos cargos de empresas con intereses en Argentina como Repsol YPF, Telefónica, Endesa, los bancos Santander y BBVA, Gas Natural, Isolux, Abertis, OHL, Indra y Prosegur , disfrutaron de una agradable café amenizado por la orquesta real la que estuvo tocando música española y argentina durante la velada.

Más sobre

Regístrate para comentar