Los Príncipes de Asturias acuden con la infanta Sofía a ver a la infanta Leonor en la función de Navidad del colegio Santa María de los Rosales

La Infanta representó en el acto navideño a uno de los ángeles que posan junto al Nacimiento y cantó un villancico en inglés

Hoy era un día importante para los padres de los alumnos de Primero de Infantil del colegio Santa María de los Rosales. Y es que sus hijos iban a demostrar sus dotes interpretativas con ocasión de las tradicionales representaciones de Navidad del centro. También lo era, cómo no, para los Príncipes de Asturias, que aprovecharon un respiro de su agenda oficial, para ver a su hija mayor, la infanta Leonor, en el acto navideño.

No hubo posado, pero los reporteros apostados en las inmediaciones del colegio pudieron captar imágenes de la puntual llegada en coche de [don Felipe] y [doña Letizia] a la función. Del Príncipe, al volante del automóvil, y de la Princesa, en el asiento del copiloto, muy pendiente de su hija pequeña, la infanta Sofía, que viajaba en el asiento de atrás. Cuatro meses después de su última aparición pública el pasado verano, hemos podido ver de refilón lo grande y guapa que está la niña y cuánto recuerda a su tía la infanta Cristina, cuando era pequeña.

Un ángel de Infanta
Se comentaba estos días en algunos medios de comunicación la posibilidad de la asistencia de las dos abuelas de la Infanta, la Reina y Paloma Rocasolano, dato que no ha podido ser confirmado al momento de la publicación de esta información. Las especulaciones acerca de su posible presencia, o de la de otros familiares de la pequeña, surgieron a causa de las novedades que ha efectuado el colegio para las representaciones de este año. Y es que en lugar de una única función para los tres cursos de Infantil, como se venía haciendo, se han celebrado tres permitiendo así un mayor aforo para cada una de ellas: se ha pasado de los dos familiares por niño a los cuatro. La otra variación ha consistido en el cambio de escenario de este tipo de eventos, que antes albergaba el salón de actos y esta vez ha sido el amplio gimnasio.

Los pequeños actuaron ante un público entregado de orgullosos padres, abuelos y otros familiares. La infanta Leonor, que asistió al colegio a primera hora de la mañana como todos los días, cambió su uniforme escolar por un traje de angelote con todos los detalles (vestido azul, alitas blancas y corona) para representar a uno de los ángeles que posan junto al Nacimiento, al igual que el resto de sus compañeros de clase. Si bien la Infanta no pronunciaba ninguna frase, cantaba junto a los demás alumnos un villancico en inglés y seguro que, como nos tiene acostumbrados, hizo las delicias de todos. Y es que Leonor tiene mucho ángel.

Más sobre

Regístrate para comentar