Miguel Urdangarín recibe el alta médica tras su operación de mandíbula en la clínica Teknon

Los Duques de Palma acudieron a buscarle esta mañana para que pudiera estar presente en el cumpleaños de su hermano, Pablo

Miguel Urdangarín podrá finalmente compartir con su familia el feliz día de cumpleaños de su hermano Pablo. Pasadas las diez de la mañana de hoy, el niño recibió el alta médica tras permanecer varios días hospitalizado en la clínica Teknon de Barcelona, donde tuvo que ser intervenido de urgencia por una pequeña fractura en la mandíbula.

Sus padres, la infanta Cristina e Iñaki Undargarín, acudieron a buscarle al hospital. La pareja decidió abandonar el centro médico por la salida del parking en su coche, con los cristales tintados, por lo que no fue posible captar imágenes del pequeño. Sí se pudo ver a sus padres, y en especial a la Infanta, que se volvía constantemente para hablar con el pequeño, sentado en la parte trasera del vehículo.

El nieto de los Reyes, inquieto como cualquier niño de su edad, se dio un golpe en la cara cuando jugaba en el colegio con sus compañeros, según informó un portavoz de la Casa del Rey. Un accidente que se saldó con una pequeña fractura en la mandíbula. Los médicos que le atendieron determinaron intervenirle quirúrgicamente. La operación salió muy bien y el pequeño, que ha tenido una rápida evolución, manifestaba a las pocas horas ganas de reír y jugar. No obstante, Miguel permaneció ingresado por precaución las 48 horas.

Nada más tener noticia del accidente, la reina Sofía anuló los compromisos oficiales de su agenda y voló hasta Barcelona para acompañar a su nieto en estos delicados momentos. Y probablemente regrese a la ciudad condal justo después del acto de mañana en el Congreso de los Diputados con motivo del aniversario de la Constitución, para dar un beso y un tirón de orejas al segundo hijo de la Infanta, Pablo, que cumple ocho años. Un cumpleaños que no se perderá tampoco Miguel.

Más sobre

Regístrate para comentar