Las Infantas inauguran la temporada de esquí en Baqueira

Los Duques de Palma y doña Elena aprovecharon el fin de semana para disfrutar en la nieve con sus hijos

La Navidad se acerca y con ella las postales blancas. Las primeras nevadas y la apertura de las principales estaciones de esquí por toda la geografía peninsular han cosechado antes de lo esperado las tradicionales estampas de los miembros de la [Familia Real española] en la nieve. Y es que los Duques de Palma y doña Elena, grandes amantes del esquí y de los deportes de invierno, se dieron cita el fin de semana con sus respectivos hijos y un grupo de amigos -entre los que estaban el director de Candanchú, Eduardo Roldán-, en las pistas de Baqueira Beret, en la localidad leridana del Valle de Arán.

Aunque las gélidas temperaturas no acompañaron, los Duques de Palma, en compañía de sus cuatro hijos, Juan, Pablo Nicolás, Miguel e Irene, así como de la [infanta Elena] y sus dos hijos, Felipe y Victoria, disfrutaron intensamente de estas primeras jornadas blancas. A primera hora de la mañana del sábado subieron a la pista. Todos, perfectamente equipados para practicar el deporte blanco, con cascos y gafas incluidas: doña Elena, de oscuro; la infanta Cristina, de blanco y negro; don Iñaki, de naranja; los niños Marichalar de naranja (Felipe) y amarillo (Victoria), y los Urdangarín de azul. Estuvieron esquiando hasta las 12:30 horas aproximadamente, cuando, al comprobar que el temporal arreciaba, decidieron abandonar la estación e irse antes a comer.

Grandes y pequeños se lo pasaron en grande. Si bien los hijos mayores de las Infantas se divirtieron deslizándose por las pendientes nevadas y compartiendo travesuras, la más pequeña, Irene, que aún no ha dado sus primeros pasos sobre los esquís, no salió con el resto de sus hermanos y sus primos debido al intenso frío y permaneció en la guardería.

Más sobre

Regístrate para comentar