El príncipe Christian empieza un nuevo curso en la 'sala de los gamberros'

El primogénito de los Herederos daneses, que cumplió tres años el pasado miércoles, se incorporará en el nuevo nivel tras unas vacaciones en Jutlandia, donde ha celebrado su cumpleaños con una fiesta de carácter íntima y familiar

No es que el príncipe Christian sea un pieza y que, a modo de castigo, le hayan trasladado a una sala para niños revoltosos. Ni mucho menos. Sólo que el pequeño se hace mayor y pasa a un segundo nivel en la guardería Reina Luisa de Fredensborg, que han bautizado humorísticamente la Sala de los gamberros, donde estará con niños de hasta 4 años. La guardería establece 3 niveles según las edades de los niños: La semilla (donde estaba el Príncipe), La sala de gamberros (donde empezará ahora) y La cucaracha.

Pero eso será cuando regrese de sus vacaciones de otoño (los niños daneses tienen una semana en octubre) en el norte de Jutlandia, en Trend, donde el príncipe Christian celebró el pasado miércoles su tercer cumpleaños con sus padres, los príncipes Federico y Mary de Dinamarca, y su hermana pequeña, la princesa Isabella, según la revista Billed-Bladet. La celebración, en el mismo escenario que la del año pasado, fue de carácter familiar e íntima, según la citada publicación.

Aparte de los regalos tradicionales, el pequeño Príncipe recibió un presente poco usual. Sus padres lo han inscrito en el Club de Tráfico del Consejo para una Mayor Seguridad Vial, informó Berlingske Tidende. El objetivo del club es proporcionar a los niños de entre 3 y 6 años un conocimiento sobre las reglas de seguridad vial. Cada semestre los padres reciben un nuevo paquete que incluye un regalo, un cuento y un folleto con consejos como por ejemplo cuándo agarrar al niño de la mano y cuándo no. Pertenecer al club cuesta unos 120 euros anuales, y todos los padres daneses reciben una oferta de inscripción cuando sus hijos cumplen 3 años.

Más sobre

Regístrate para comentar