La infanta Elena se deja contagiar por las sonrisas de los camboyanos más desfavorecidos

La Duquesa de Lugo asistió en Madrid al espectáculo de baile 'Camboya más cerca', ofrecido por niños y jóvenes afectados por las minas antipersona

El Teatro Amaya de Madrid se llenó de alegría y color durante el acto Camboya más cerca, promovida por la Prefectura Apostólica de Battambang y la ONG "Solidaridad, Ayuda y Unión Crean Esperanza" (SAUCE) en colaboración con la Caja del Mediterráneo para fomentar la integración y el entendimiento entre culturas, así como difundir un mensaje en favor de la erradicación de las minas antipersona en el país asiático. La [infanta Elena] presidió la representación que ofreció la compañía de baile Tahen, creada por el obispo jesuita Enrique Figaredo y compuesta por 65 bailarines y 10 músicos con edades comprendidas entre los 12 y los 20 años, y que incluye a quince jóvenes afectados con poliomielitis o que han sufrido las consecuencias de las minas.

Continuando con su agenda oficial, [doña Elena] disfrutó de una exhibición de bailes típicos camboyanos que le arrancó la mejor de sus sonrisas. Ataviada con un traje de chaqueta y blusa en color blanco roto, pantalón negro, zapatos y cartera en tonos dorados, la Duquesa de Lugo saludó a su llegada a los niños y a doña María Gómez-Rodulfo, Presidenta de la ONG; a don Enrique Figaredo, obispo de la Prefectura Apostólica de Battambang; a la Consejera de Familia y Asuntos Sociales, doña Encarna Hidalgo; y al director general de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), don Juan Pablo de Laiglesia.

Luciendo un llamativo recogido en el pelo, la primogénita de los Reyes de España posó en el vestíbulo del teatro junto a los miembros del cuerpo de baile, que lucían coloridas vestimentas. Más tarde asistió a la proyección de un vídeo sobre la situación actual en Camboya, un país castigado por treinta años de guerras y marcado por la extrema pobreza, y después al espectáculo de baile que comenzó con una oración de Enrique Figaredo en memoria de las almas de los que han legado la cultura del país asiático. Además, los asistentes pudieron contemplar una exposición fotográfica sobre los proyectos de educación y formación que desarrolla SAUCE en Camboya con el impulso del sacerdote jesuita.

Una vez finalizado el acto, la ONG obsequió a la Infanta con un bolso de raso de color morado hecho a mano y bordado con sus iniciales y con el lema 'Esperanza con Camboya', así como una paloma de la paz.

No es la primera vez que la compañía de baile viaja a nuestro país. Ya lo hicieron en los años 2000 y 2005. En esta ocasión recorrerá España con visitas a Madrid, Barcelona, Sevilla, Oviedo, Gijón, Valencia, Alicante, Zaragoza, Córdoba, Badajoz, León y Valladolid hasta el 6 de noviembre. Los fondos recaudados irán destinados a la construcción de casas de acogida para niños y un comedor rural en Camboya.

Más sobre

Regístrate para comentar