Noche de rock para los Príncipes de Asturias

Asistieron en el Club Náutico de Palma a un concierto del cantautor Jaime Anglada

Volvió a repetirse ayer el formato de estos días: [doña Letizia] recogió a [don Felipe] tras las regatas. Pero, en esta ocasión, con modificaciones. La Princesa de Asturias se presentó sola en el Club Náutico y vestida para salir -y bailar- con un vestido blanco con finas rayas azul celeste, top de ventas de la actual colección primavera/verano '08 de la firma Hugo, que diseña el belga Bruno Pieters, y unas altas sandalias a tono.

Y es que después de una intensa jornada náutica, en la que la Princesa había seguido el desarrollo de la tercera etapa de la Copa del Rey junto a la reina Sofía y su hija mayor, la Infanta Leonor, en alta mar desde la Somni, y en la que el príncipe Felipe, patrón del CAM, se adjudicó el quinto puesto en la competición de vela, los Herederos tomaron aire con una apacible tarde dedicada a la música. Con el tradicional concierto del cantante mallorquín Jaime Anglada, que tiene lugar cada verano en el marco de los actos sociales programados con motivo de la semana de la Copa del Rey.

Durante el concierto, tuvimos ocasión de volver a ver a los Príncipes muy cariñosos prodigándose numerosos gestos propios de una pareja enamorada: cómplices miradas, sonrisas, confidencias... Un derroche de amor que daba la sensación a los presentes de que vivieran una eterna luna de miel. O de que la música de Anglada removiera los sentimientos.

Lo cierto es que los conciertos de [Jaime Anglada], amigo y compañero de tripulación del príncipe Felipe en el CAM, son, desde 1995, una cita ineludible para los regatistas. En el recital de ayer, Anglada, de 35 años, ofreció las composiciones rockeras de toda su carrera musical: Dentro de la Noche, Empezar de nuevo, Nunca tendremos Graceland y Otra canción de carretera.

Más sobre

Regístrate para comentar