Los Príncipes de Asturias dan la bienvenida a los 'picassos' de Picasso en el Reina Sofía

Han recibido las 400 obras más preciadas del artista malagueño, con motivo de la exposición 'La colección del Museo Nacional Picasso París'

El museo Reina Sofía amaneció esta mañana muy regio. Como un exquisito palacio artístico, plagado de verdaderas joyas de arte, y con los Príncipes de Asturias como invitados de excepción. Y es que los Herederos se acercaron hasta allí para dar la bienvenida a los picassos de Picasso, las 400 obras más preciadas del artista malagueño, con motivo de la exposición La colección del Museo Nacional Picasso París. [Don Felipe] y [doña Letizia], muy elegante con un conjunto de la gama de los grisis (chaqueta gris perla y falda pareo gris plata), disfrutaron enormemente de esta exhaustiva y ambiciosa retrospectiva del pintor que reúne los tesoros parisinos de los que nunca quiso desprenderse con sus parientes españoles, como el Guernica.

Los Príncipes fueron recibidos por el ministro de Cultura, César Antonio Molina; el embajador de la República Francesa en España, Bruno Delaye; la presidenta del Real Patronato del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Pilar Citoler, y el director artístico del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Manuel Borja-Villel. A continuación, visitaron cada una de las cuatro salas que alberga la obra del pintor: Picasso 1 (1895-1925. Primeros retratos, Protocubismo, Cubismo y Neoclasicismo), Picasso 2 (1925-1936. Surrealismo), Picasso 3 (1936-1952. Contexto de Guernica) y Picasso 4 (1946-1972. Última época). Una vez finalizada su recorrido por la exposición, los Príncipes de Asturias mantuvieron un breve encuentro con los asistentes, en la Sala de Protocolo.

La muestra, que permanecerá abierta desde el 6 de febrero hasta el 5 de mayo, ha sido posible porque el Museo Picasso de París ha cerrado temporalmente para hacer trabajos de ampliación y modernización. Dicha circunstancia junto a la buena gestión de unos y otros directivos ha favorecido el préstamo de las más de 400 obras que han llegado a las paredes del Reina Sofía. "La gran aportación de este acuerdo entre las dos instituciones implicadas es la oportunidad de ver el gran manifiesto pictórico del artista. Son las obras propias que él mantuvo a lo largo de su vida", subraya Manuel Borja-Villel, que comienza su andadura al frente del Reina Sofía.

400 joyas picassianas
La comisaria de la exposición, Anne Baldassari, directora del Museo Picasso de París, apoyada en la coordinación por Belén Díaz de Rábago y Céline Brouwez, ha seleccionado además de pinturas, dibujos, grabados, esculturas, cerámicas y documentos, que se expondrán cronológicamente. "No se trata simplemente de una yuxtaposición de obras maestras que se distribuyen cronológicamente por temas o ámbitos, sino de una construcción dialéctica que propone un recorrido inédito y clarividente del proceso de creación picassiano", detalló Baldassari.

La pinacoteca española ha dispuesto para cobijar la muestra, que abarca todas las etapas creativas del artista, sus mejores salas. Entre las obras maestras que se expondrán juntas por primera vez en España destacan La flauta de pan, Paulo vestido de arlequín, Dos mujeres corriendo por la playa, Los dos hermanos, La Celestina o Autorretrato, ambas de su etapa azul.

Más sobre

Regístrate para comentar