La reina Sofía y la Primera Dama de Siria, en Granada

Presidieron un concierto andalusí con motivo de la capitalidad cultural árabe de Damasco

Nada mejor que la música, verdadero lenguaje universal sin límites, sin fronteras, sin banderas, para poner de manifiesto la "amistad" que existe entre los pueblos. Con esta motivación, la reina Sofía y la Primera Dama de Siria, Asma Al-Assad, presidieron ayer un concierto de música andalusí en la Alhambra de Granada, para celebrar la elección de Damasco como Capital Árabe de la Cultura 2008.

Ramos de violetas y varios recuerdos por su visita, como un pañuelo y diversos libros, entre ellos un catálogo de la exposición de fotografías En la Alhambra. Turismo y fotografía en torno a un monumento, recibieron a los dos damas que, a continuación, recorrieron diversos espacios del recinto monumental granadino, entre ellos los conocidos patios de Los Arrayanes y Los Leones. El recital, grabado y distribuido por televisión en el mundo árabe, comenzó pasadas las 18:30 horas en la Sala de Embajadores de la Alhambra. La artista siria Waad Bu Hasun interpretó ante unas cuarenta personas poemas de Al Walada e Ibn Zaydun con el acompañamiento del coro español Piñana, que cantó obras de Ibn Arabi, cuya tumba se encuentra en el Valle de Casiun de Siria. Tras el concierto, que se prolongó durante unos cuarenta minutos, se ofreció un cóctel en la Cripta del Palacio de Carlos V, en la que se ha servido comida vegetariana para la Reina.

La visita que Asma al-Assad ha hecho a la Alhambra en compañía de la Reina no ha sido la única que ha hecho a nuestro país. De hecho, como Primera Dama de Siria, apenas cuatro meses después de su boda, viajó a España, que supuso también el primer viaje oficial del matrimonio presidencial a un país occidental.

Muy comprometida y querida por su pueblo
Asma Al Assad contrajo matrimonio con el Presidente de la República Siria, Bashar Al Assad, el 1 de enero de 2001. Fue una boda discreta y al día siguiente los periódicos de su país anunciaron el enlace publicando únicamente una fotografía del novio. No fue hasta dos meses después de la boda, en marzo y con motivo de la visita del presidente búlgaro Peter Stonayov cuando los sirios pudieron ver por primera vez a su Primera Dama.

Asma, cuyo apellido de soltera es Akhras, nació en Siria hace 32 años, pero se crió en Gran Bretaña donde se diplomó en informática. Conoció a su marido cuando Bashar El Assad, tras estudiar en la Universidad de Damasco, se trasladó a Londres para especializar sus estudios de oftalmología. La bella Asma Al Assad asumió desde su matrimonio la función de Primera Dama de Siria y, con discreción y amabilidad, se ha sabido ganar el cariño de su pueblo.

Más sobre

Regístrate para comentar