Los Reyes y los Príncipes de Asturias ofrecieron una cena de gala al presidente de Eslovaquia

Tras ser recibido con todos los honores en el Palacio de la Zarzuela por Su Majestad el Rey, el mandatario eslovaco comenzó su apretada agenda de actos

Después de varias semanas cargados de actividad, los Reyes de España y los Príncipes de Asturias se han dado de nuevo cita en el Palacio Real de Madrid para obsequiar al Presidente de Eslovaquia, Ivan Gasparovic, y su esposa, Silvia Gasparovicova, con motivo de su visita de Estado de tres días a España, con una cena de gala. El broche de oro a su primera jornada en nuestro país, durante la cual Gasparovic ha participado en un acto académico en la Universidad Complutense en homenaje al disidente eslovaco y héroe de la Primavera de Praga, Alexander Dubcek, y ha visitado el Museo Reina Sofía.

La [Familia Real española] inaugura así, a lo grande, una semana que promete regalarnos muchos otros momentos entrañables, según delata la agenda oficial. Y es que doña Sofía, la Princesa de Asturias (por primera vez en solitario) y las infantas Elena y Cristina presidirán mañana una mesa de cuestación con ocasión de la Fiesta de la Banderita; doña Letizia recibirá el miércoles el título de hija Predilecta de Oviedo y, dos días después, los Herederos volverán a vivir juntos una nueva edición de los Premios Príncipe de Asturias.

La elegancia de las damas reales
La puesta en escena de las damas reales fue en consonancia con el acto. La Reina y la [princesa Letizia] se prepararon exhaustivamente para este primer encuentro sumergiéndose en sus armarios y cofres, de los que rescataron vestidos vaporosos, fabulosas joyas, aderezados con maquillajes casi invisibles y peinados elaborados. Doña Letizia ha reaparecido de nuevo como una auténtica princesa, de largo y con tiara, convirtiéndose en la verdadera reina de esta velada. Lució para la ocasión un favorecedor vestido en tonos rojos. Doña Sofía también destacó por su elegancia con un vestido largo en color blanco con encaje semitransparente.

Se puso esmero en la forma, y en el contenido. Durante su intervención en los brindis de la cena de gala, Su Majestad el Rey manifestó que "Eslovaquia y España comparten el deseo de avanzar en la construcción de una Europa que responda plenamente a las necesidades de sus ciudadanos". Palabras, que fueron aplaudidas por los invitados, entre los que figuraban distintas personalidades de la política de nuestro país como el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, o la vicepresidenta del Gobierno, Mª Teresa Fernández de la Vega, que lució un elegante vestido en tono morado, así como por otros innumerables representantes del mundo político y empresarial.

El mandatario eslovaco completará su viaje oficial a España con una visita el martes al Ayuntamiento de Madrid, donde su alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, le entregará las llaves de la ciudad, y sendas al Senado y a la sede del Consejo Superior de Cámaras de Comercio. Por la tarde, se entrevistará con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, antes de viajar el miércoles a Barcelona, donde mantendrá sendos encuentros con el presidente de la Generalitat, José Montilla, y con el alcalde de la ciudad, Jordi Hereu.

Más sobre

Regístrate para comentar