Telma Ortiz regresó a España para asistir al bautizo de su sobrina

Fue el único miembro de la familia que no estuvo en el hospital Ruber Internacional de Madrid visitando a la pequeña Sofía de Borbón y Ortiz tras su nacimiento. En el día del bautismo de la hija menor de los Príncipes de Asturias, Telma Ortiz Rocasolano prefirió ocupar un muy discreto segundo plano. En la fotografía oficial, como marca el protocolo, se situó en la segunda fila, entre los duques de Palma y los duques de Lugo. Al igual que su hermana y su madre, eligió al modista Felipe Varela, y a diferencia de ellas, prefirió un traje de chaqueta en blanco y negro y pantalón blanco en lugar de falda. La atractiva hermana de la [princesa Letizia] llevaba su melena suelta, muy larga y alisada contrastando con los clásicos recogidos de las infantas Elena y Cristina .

Telma Ortiz salió de España y volvió a su trabajo de cooperante internacional sin hacer ruido y sin ser vista el pasado mes de marzo, después de haber pasado una temporada en Madrid tras el fallecimiento de su hermana Erika. Telma estaba en Filipinas cuando el pasado siete de febrero recibió la trágica noticia de la muerte de su hermana pequeña. Cogió el primer vuelo que pudo y llegó a Madrid para estar con su familia en unos momentos que preferirían no haber tenido que vivir. Durante varias semanas se quedó en casa de su madre, Paloma Rocasolano, convirtiéndose, junto a su hermana Letizia, en el fuerte pilar que ella necesitaba. Después regresó a su trabajo en Cruz Roja y hasta

Más sobre

Regístrate para comentar