Los Príncipes de Asturias han elegido para sus dos hijas nombres de raíces griegas, Leonor("luz") y Sofía ("sabiduría), en honor a la Reina. Como griegos son también el de la infanta Elena ("antorcha"), y el del propio príncipe Felipe ("amante de los caballos"). Frente a tanto nombre de etimología griega, la [Familia Real española] también escoge otros de raíz latina: Juan, primer nombre del Rey, significa "lleno de gracia"; el de la Duquesa de Palma, Cristina, simboliza a "la que sigue a Cristo"; y el de la propia Princesa de Asturias, doña Letizia (eso sí, sin tener en cuenta la grafía en "z" o "c") posee nombre que significa "felicidad". Sin embargo, y en honor Sofía, la gran protagonista informativa del próximo 15 de julio con motivo de su bautizo, profundizaremos en el origen griego de los nombres "reales" de las hijas de los Herederos.

Sofía, en honor a la Reina
La benjamina de la [Familia Real española] se llama Sofía en homenaje a la soberana. Un nombre que fue elegido en el caso de su abuela por elección popular. El 2 de noviembre de 1938 nació la reina Sofía, siete meses después del rey don Juan Carlos. En principio, pocos o ninguno podían augurar que ambos bebés un día serían marido y mujer, padres de Príncipes Herederos y abuelos de quien pudiera convertirse en Reina de España, en el siglo XXI. Pero volvamos a ese día de noviembre en el que nació una niña a la que sus padres (los reyes, tantos años en el exilio, Pablo y Federica de Grecia) quisieron llamar Olga. Según escribió la reina Federica, años más tarde: "Cuando nació se dispararon las salvas, la muchedumbre se acercó a la casa gritando ‘¡Sofía!’ Y eso fue todo". Sofía o sabiduría y, durante décadas, la Reina ha dado sobrada cuenta de su nombre. Sólo un apunte más, la reina Sofía vio su infancia acompañada por sus hermanos Constantino e Irene (nombre que viene de Eirene, o lo que es lo mismo, "paz").

Leonor, primogénita y 'luz'
Procede el nombre de Ilianor ("la que lleva el sol"), en honor a Ilios o Helios, el dios griego del sol. La terminación -or es de origen indoeuropeo y siempre remite "al agente que acomete o lleva a cabo algo". Así, Leonor, se convierte en portadora de ese sol, esa luz, que ilumina a su paso. No podía haber mejor nombre, además de todos las connotaciones históricas de mujeres con carácter que han sabido dirigir no sólo sus destinos sino el de todos cuantos las rodeaban. Y se llamaban Leonor.

Más sobre

Regístrate para comentar