Don Felipe vuelve a Viana sin la Princesa de Asturias

El Heredero entregó en Leyre un premio al músico Pedro Iturralde

El príncipe Felipe ha viajado esta misma mañana hasta Viana (su segundo título, después del de Príncipe de Asturias, es el de Príncipe de Viana) en el que ha sido su cuarto viaje en cuatro años a Navarra desde su enlace matrimonial con doña Letizia. El motivo del viaje ha sido la entrega del Premio Príncipe de Viana, el reconocimiento cultural más importante de la Comunidad Foral desde 1990, al músico navarro Pedro Iturralde.

En esta visita, sin embargo, don Felipe no ha estado acompañado por su esposa, que permanece en Zarzuela al cuidado de sus dos hijas, las infantas Leonor y Sofía. El Heredero, que vestía un traje negro, llegó en helicóptero al monasterio de San Salvador de Leyre sobre las 11.20 horas y fue recibido por el presidente del Gobierno foral, Miguel Sanz, que le esperaba al pie de la escalerilla de la aeronave mientras repicaban las campanas del monasterio. Juntos recorrieron los cincuenta metros que separan el helipuerto del monasterio y allí don Felipe saludó a las principales autoridades de Navarra: el presidente del Parlamento foral, Rafael Gurrea; el delegado del Gobierno, Vicente Ripa; los miembros del Consejo; el alcalde de Yesa y las autoridades religiosas.

Agradecimiento al Príncipe
Durante el acto, el saxofonista tuvo palabras de especial emoción para su esposa y su hermano, fallecidos recientemente: "No he querido entristecer este acto luminoso, de alegría y celebración con la mención de dos personas que han sido esenciales en mi vida y que hoy no están aquí: Paquita, mi esposa; y mi hermano Javier. Por ello, con mi saxofón, que me ayuda a expresarme mucho mejor que mis palabras, voy a dedicar a su memoria la preciosa melodía ' El viejo castillo' de Modest Mussorgsky", explicó. También se dirigió al Príncipe de Asturias para agradecerle su "empeño por potenciar la música y la cultura como instrumentos de avance y enriquecimiento de nuestra sociedad y por honrarnos, hoy como siempre, con vuestra presencia en Navarra".

A la entrega han asistido alrededor de 150 invitados, entre autoridades y representaciones de la Comunidad Foral, familiares y amigos del galardonado, además del público congregado. A las 12.15 horas, tras la entrega del premio, el Príncipe se dirigió a la iglesia del Monasterio, donde se realizó la ofrenda floral. Un acto tradicional en el que don Felipe deposita una corona de flores ante el sepulcro real de la iglesia de este monasterio regentado por los benedictinos y que data del siglo IX.

Cuarta visita a Navarra desde su enlace matrimonial
Este ha sido el cuarto viaje del Heredero a la Comunidad navarra desde que contrajo matrimonio con doña Letizia. El primer viaje a esta Autonomía con la Princesa de Asturias como Princesa de Viana tuvo lugar el 25 de mayo de 2004 durante su luna de miel. El 1 de julio de ese mismo año presidieron la entrega del Premio Príncipe de Viana al arquitecto Fernando Redón, y el 28 de septiembre se desplazaron a esta bella localidad navarra para inaugurar un centro termal en un importante complejo deportivo de Viana, localidad que, por otro lado, es un importante punto en el Camino de Santiago.

Cabe recordar que el título de Príncipes de Viana, asociado a la Corona, fue instituido en el siglo XIV por Carlos III el Noble, Rey de Navarra, para su nieto. Además de este histórico título, don Felipe y doña Letizia son Príncipes de Asturias, de Gerona, y de Viana; duques de Montblanc; condes de Cervera, señores de Balaguer, herederos de la corona de España, y de los antiguos reyes de Castilla, de Aragón y de Navarra.

Más sobre

Regístrate para comentar