El Príncipe de Asturias: 'No hay nada programado. El nacimiento se producirá cuando diga la naturaleza'

Don Felipe ha reconocido que existen varios nombres finalistas, aunque no se ha elegido aún ninguno determinado

El nacimiento de la segunda hija de los Príncipes de Asturias está, como quien dice, a la vuelta de la esquina. Todos estamos en vilo. Pendientes del estado de [doña Letizia] e impacientes por arrancarle al calendario el número preciso de hojas para conocer a la nueva Infanta, que agota sus últimas semanas o días, tal vez horas, en el vientre materno. Así, mientras llega el caprichoso momento, se desata en España la fiebre por conocer sobre el particular todos los detalles y los ciudadanos se zambullen en un maremágnum de predicciones de todo signo sobre la fecha del parto. Las noticias sobre la llegada de la pequeña han tomado los medios de comunicación, que han dado mecha a la curiosidad popular con un gran abanico de versiones.

"Confío en no fastidiar el puente"
Ante el interés de los medios por el próximo alumbramiento, [don Felipe] ha pedido "tranquilidad" en una conversación informal con los periodistas tras clausurar el Congreso del 30º aniversario de la Federación de Industrias de Alimentos y Bebidas. El Heredero ha comentado que "la obstetricia significa paciencia" y, ante la pregunta de si el alumbramiento podría producirse en las dos próximas semanas, dijo que "no hay nada programado" y que confiaba en "no fastidiar el puente. Llegará al mundo cuando la naturaleza diga".

El Príncipe ha explicado que doña Letizia se encuentra con las molestias propias de su avanzado estado de gestación y que, por tanto, es difícil que acuda ya a actos oficiales. Respecto al nombre de su segunda hija, ha reconocido que hay varios "finalistas", pero que todavía no han elegido ninguno en particular. El Príncipe ha comentado también que la infanta Leonor se refiere a su 'hermana' señalando al abultado vientre de su madre.

Más sobre

Regístrate para comentar