La Familia Real acude a su cita de Pascua en la Catedral de Mallorca

Los Príncipes de Asturias han sido los grandes ausentes debido al avanzado estado de gestación de doña Letizia

Como ya es tradición, la misa de celebración del Domingo de Resurrección reunió a todos los miembros de la Familia Real española en la Catedral de Palma de Mallorca. A excepción de los Príncipes de Asturias, que no han viajado esta Semana Santa a Palma debido al avanzado estado de gestación de doña Letizia, que espera para finales de abril a su segunda hija. Los Reyes llegaron a la catedral junto a los hijos de los Duques de Lugo y los Duques de Palma, notándose la gran ausencia de la infanta Leonor, que se quedó junto a sus padres en el Palacio de la Zarzuela y que el año pasado fue la protagonista indiscutible de dicho evento. Felipe Juan Froilán y Victoria Federica, vestidos muy elegantes para la ocasión, no se separaron de sus primos Felipe Juan Valentín, Pablo Nicolás, Miguel mientras que la pequeña Irene prefirió quedarse entre los brazos de su madre, la infanta Cristina. También pudimos ver a María Fernanda Sastrón Gómez-Acebo, hija de Simoneta Gómez-Acebo, sobrina del rey don Juan Carlos, que está pasando unos días junto a los hijos de las Infantas."Ésta no es nuestra, es sobrina" acalaraba la Reina a los mallorquines que se han acercado hasta el Templo a saludarles.

Arropados por los mallorquines
Cientos de personas aguardaban congregadas en torno al Pórtico Mayor de la Catedral la llegada de la Familia Real, a la que han saludado con aplausos y vítores mientras estos posaban para la sesión fotográfica. Una vez dentro del Templo don Juan Carlos, doña Sofía, la infanta Cristina, su marido, Iñaki Urdangarín, la infanta Elena, su marido, Jaime de Marichalar y los hijos de ambos, ocuparon la primera fila de los bancos desde donde han seguido la celebración de los oficios religiosos rodeados de fieles. Minutos después comenzaba la misa, que, como en años anteriores, fue celebrada por el canónigo Guillermo Juliá, acompañado por el resto de canónigos del Cabildo.

Finalizada la misa, la Familia Real posó de nuevo a la salida de la Catedral volviendo a sentir el gran afecto que el público mallorquín siente hacia ellos. Tras despedirse de los canónigos, entraron en sus respectivos coches y regresaron al palacio de Marivent, residencia oficial de la Familia Real en sus estancias en la isla. Doña Sofía llegó a Palma el pasado domingo, tras su regreso de Colombia, El Salvador y Guatemala, mientras que don Juan Carlos lo hizo el miércoles, ya que hasta ese día tenía diversos compromisos en la agenda. Los Reyes han contado en estas vacaciones con la compañía de la Princesa Irene de Grecia, hermana de la reina Sofía. Además los Reyes entregaron el pasado viernes en el Palacio de Congresos del Pueblo Español los premios de la trigésima octava edición del Trofeo SAR Princesa Sofía-Mapfre de vela, que se han disputado estos días en la bahía de Palma. Tras las vacaciones de Semana Santa los Reyes realizarán un viaje de Estado a Luxemburgo del 16 al 18 de abril, en respuesta a una invitación de los Grandes Duques.

Más sobre

Regístrate para comentar