La hija de los Duques de Palma, Irene, empieza la guardería

La niña, que ya tiene casi un año y medio, va al mismo centro al que fueron sus hermanos mayores

Con un año y casi seis meses cumplidos, la benjamina de los Duques de Palma ha comenzado una nueva e importante etapa en la vida de todo niño. Igual que hicieran con sus otros tres hijos, la infanta Cristina e [Iñaki Urdangarín] han esperado hasta que tuviera esta edad para llevarla a la guardería. Aunque la niña ya ha comenzado a dar sus primeros pasos, como demostró el día del cumpleaños de su hermano Juan Valentín, en esta ocasión llegó en brazos de su padre.

Con chandal y mochila
Vestida con un chándal azul con detalles amarillos, Irene estuvo tranquila durante todo el camino hasta el centro, que es el mismo en el que pasaron sus primeros años escolares sus tres hermanos mayores, Juan, Pablo y Miguel. Don Iñaki fue el encargado de llevar la mochila, también azul, donde Irene llevaba quizá algún juguete o algo para comer. La pequeña, a la que en esta ocasión no pudo acompañar su madre, la infanta Cristina, tampoco lloró cuando su padre la dejó allí, tal vez porque ya está acostumbrada a estar con niños, ya que pasa mucho tiempo con sus hermanos y primos.

Precisamente fue con ellos con los que celebró el primer cumpleaños de su prima, la infanta Leonor, el pasado día 31 de octubre, una especial ocasión en la que toda la Familia Real se reunió en torno a la primogénita de los Príncipes de Asturias, tan cercana en edad a Irene. El año que viene en dicha merienda habrá un miembro más y las niñas ya no volverán a ejercer como las más pequeñas de la casa, puesto que ese lugar lo ocupará el hijo que están esperando don Felipe y doña Letizia y que, de nacer varón, abriría de nuevo el debate sobre la necesidad de reformar la ley de sucesión al Trono.

Más sobre

Regístrate para comentar