Leonor, un nombre con profundas raíces históricas

Su origen es griego, igual que el nombre de su abuela, Sofía, y su tía, Elena

Y en nuestro país vecino, Portugal, también varias Leonor (como Leonor de Asturia, o Leonor Téllez de Meneses) ostentaron la Corona lusitana. No podemos olvidar tampoco, en este somero repaso, a Leonor de Habsburgo, la primera hija de Juana La Loca y Felipe El Hermoso, hermana, por tanto, de Carlos I de España y V de Alemania. Se casó con el rey de Francia, Francisco I y reinó más allá de nuestras fronteras.

Sofía, Elena y Leonor: tres generaciones de nombres griegos
Leonor es nombre de raíz griega ("luz"), como griego es el de su abuela, la reina Sofía ("sabiduría"), el de su tía, la infanta Elena ("antorcha"), y el de su propio padre, el príncipe Felipe ("amante de los caballos"). El 2 de noviembre de 1938 nació la reina Sofía a la que sus padres (los reyes, tantos años en el exilio, Pablo y Federica de Grecia) quisieron llamar Olga. Según escribió la reina Federica, años más tarde: "Cuando nació se dispararon las salvas, la muchedumbre se acercó a la casa gritando ‘¡Sofía!’ Y eso fue todo". Sofía o sabiduría y, durante décadas, la Reina ha dado sobrada cuenta de su nombre.

Elena, primogénita y ‘antorcha’
Nació la infanta Elena para traer la felicidad al joven matrimonio formado por el príncipe Juan Carlos y su esposa, doña Sofía. Y decidieron bautizarla con un nombre lleno de connotaciones simbólicas y sonoridad griega. Elena (ya sea con la H, más helénica, ya sea sin ella, viene a significar "antorcha"). Deriva del vocablo griego Heléne, cuyo significado es "resplandeciente como el sol del amanecer". La más famosa Helena fue, sin duda, la famosa Helena de Troya, también conocida como la mujer más bella del mundo, aquella por la que se desató la guerra más cantada de todos los tiempos, cuando Paris la raptó y condujo a Troya desde Esparta.

...Y llegó Leonor
Procede el nombre de Ilianor ("la que lleva el sol"), en honor a Ilios o Helios, el dios griego del sol. La terminación -or es de origen indoeuropeo y siempre remite "al agente que acomete o lleva a cabo algo". Así, Leonor, se convierte en portadora de ese sol, esa luz, que ilumina a su paso. No podía haber mejor nombre, además de todos las connotaciones históricas de mujeres con carácter que han sabido dirigir no sólo sus destinos sino el de todos cuantos las rodeaban.

Más sobre

Regístrate para comentar