Los duques de Palma y sus hijos difrutan de una divertida jornada en el mar

Los Duques de Palma Mallorca y sus hijos pasaron una divertida jornada marinera en compañía de sus primos Cristina de Borbón Dos Sicilias y su marido, Pedro López Quesada, a quienes también acompañaban sus hijos. Las vacaciones de los Duques de Palma de Mallorca y se van acercando a su final y por eso procuran apurarlas al máximo.

Sin miedo al agua
Los hijos de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín demostraron que no le tienen miedo al agua y que el riesgo no les asusta, ya que Miguel, de cuatro años, y el menor de los tres hijos varones, se lanzó a alta mar desde la pasarela de embarque de la "Sumni"- lancha de recreo de la familia Real- convertida en esta ocasión en una especie de trampolín. Iñaki Urdangarín fue el primero en lanzarse desde la embarcación. Después Miguel, queriendo imitarle, le dijo a su madre que le ayudara a llegar hasta el extremo de la pasarela, para lanzarse después desde ella. Quien también disfrutó a tope del mar fue Juan Valentín, el mayor de los hermanos. Pablo Nicolás, por el contrario, no se pudo bañar porque se encontraba indispuesto, pero sus padres supieron consolarle mientras veía como sus hermanos disfrutaban del agua.

Los hijos de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín están acostumbrados a las emociones fuertes. Ya lo demostraron el mes pasado cuando puedimos ver a Miguel y a Juan Valentín, acompañados por sus padres, haciendo rafting por las aguas bravas del Pirineo aragonés, un descenso en el que la cara de emoción de los niños lo decía todo.

Más sobre

Regístrate para comentar