Tras un paréntesis de siete años, los jardines de Marivent han vuelto a llenarse de bullicio para una nueva sesión fotográfica de la [Familia Real española] durante sus vacaciones estivales en Palma de Mallorca. Y el resultado ha sido unos retratos alegres y divertidos como los de aquel verano de 1999, pero infinitamente más poblados, debido a las incorporaciones de la Princesa de Asturias y su primogénita, la infanta Leonor; de la segunda hija de los Duques de Lugo, Victoria Federica, y de los cuatro hijos de los Duques de Palma, Juan Valentín, Pablo Nicolás, Miguel e Irene.

Aquel último posado tuvo como protagonistas a la mitad de la actual plantilla real: los Reyes, sus tres hijos, las infantas Elena y Cristina con sus respectivos esposos, Jaime de Marichalar e Iñaki Urdangarín, y el [príncipe Felipe], así como el primer nieto de [don Juan Carlos] y [doña Sofía], el pequeño Felipe Juan Froilán, que hizo las delicias de la prensa regalando un derroche de instantáneas de sus primeros pasos por los jardines de palacio. Pero si bien el niño acaparó casi todos los flashes, [doña Cristina] también se hizo con otra buena parte de los mismos, a causa de su avanzadísimo estado de gestación -dio a luz el 29 de septiembre a su primogénito, Juan Valentín-. La familia crecía...

Las caricias de la Infanta al Rey
Siete años después, los quince miembros reales, incluido el príncipe Felipe, recién llegado de un viaje relámpago a Colombia, donde asistió a la toma de posesión de Álvaro Uribe, han posado para los medios de comunicación. Pero hoy, también, los más pequeños han sido los verdaderos reyes de la sesión fotográfica. Especialmente, la infanta Leonor, la benjamina de la familia y la heredera del Heredero, que ha obsequiado al mundo con sus fotografías más tiernas junto su abuelo, don Juan Carlos, al que acarició cariñosamente. Una estampa excepcional por lo poco dado que es el Rey a dedicar arrumacos en público a sus nietos. Todo lo contrario a la Reina, que siempre se deshace en atenciones hacia ellos. Como en esta ocasión. Para cada uno tuvo un cálido gesto, una caricia... Un momento único. Ya fuera Froilán, Victoria Federica, Juan Valentín, Pablo Nicolás, Miguel, Irene, que acaba de cumplir un año y se mostró muy vivaracha balbuciendo sus primeras palabras, o la infanta Leonor. Su sonrisa, siempre amable, se hizo enormemente dulce cuando se la dedicada a uno de los suyos. Y es que ese septeto de felicidad se ha colado definitivamente en la mirada de nuestra Reina.

El cielo mallorquín amenazaba chaparrón, pero finalmente la lluvia no aguó la foto que, sin duda, es la imagen del verano. Tras el posado, toda la Familia se acercó para saludar y conversar con los periodistas y reporteros gráficos presentes en el acto.

Más sobre

Regístrate para comentar