El príncipe Felipe comparte con doña Letizia las Copas del Rey de su juventud

No hay verano que se precie para la [Familia Real española] sin Copa del Rey. La historia de la regata, que cumple sus bodas de plata, está indisolublemente unida a la de las vacaciones estivales de los Reyes y sus hijos, que han vivido 25 años de anécdotas e imborrables momentos en la cita naútica. Don Juan Carlos, [doña Sofía] y [don Felipe] con su esposa, [doña Letizia], tuvieron ocasión de recordar ayer los episodios más estelares de la competición a lo largo de sus dos décadas y media de vida, como invitados de honor, a la inauguración de la exposición fotográfica Copa del Rey-25 años de imágenes, en el Real Club Náutico de Palma.

Al acto asistieron el president del Govern, Jaume Matas; la alcaldesa de Palma, Catalina Cirer; Enrique Puig; Llorenç Fluxà, presidente de Camper; Jaume Enseñat, vicepresidente de la Copa del Rey; Rafael Durán, concejal de Deportes; Gerardo Pombo, de la Federación de Vela, y Francisca Bennassar, teniente de alcalde y concejal de Turismo, entre otros rostros conocidos de la vida política y social mallorquina.

Sus Majestades los Reyes contemplaron con detenimiento y deleite las 95 instantáneas que integran la muestra fotográfica. Durante el recorrido, las sonrisas de don Juan Carlos y doña Sofía estuvieron a flor de piel. A la Reina le hizo gracia, entre otras, una de las fotos firmada por Manuel H. de León del año 1993 en la que el Rey era lanzado a la piscina del Real Club Náutico por los miembros de la tripulación del velero Bribón tras ganar la XII Copa del Rey. También los Príncipes de Asturias disfrutaron enormemente contemplando la muestra. Especialmente, doña Letizia, que al haberse incorporado al verano mallorquín hace tan sólo dos años, aprovechó la exposición para empaparse de las vacaciones estivales de juventud de don Felipe. Al igual que la Reina, la Princesa se tomó su tiempo para ver la exposición y se detuvo ante más de una imagen para comentarla con el Príncipe. Como una de las fotografías de Julián Aguirre de 2004, en la que don Felipe transportaba dos termos de café y una nevera por el pantalán flotante del Real Club Náutico de Palma para enfrentarse a un duro día de regata.

Lo cierto es que hoy, dos años después de su boda, la princesa Letizia conoce perfectamente en qué consiste un veraneo de la Familia Real en Palma. Hoy, lo disfruta y exprime al máximo recorriendo sus calles, yendo de compras, saliendo a cenar... Y sus regatas, también, aunque, eso sí, como espectadora junto a su suegra, doña Sofía, y su primogénita, la infanta Leonor, desde el Fortuna o la Somni. Esta mañana, suegra y nuera han cambiado su asistencia a la regata por una excursión por la ciudad, aunque no han prescindido de un buen tentempié en el Club Náutico, mientras el Rey y el Príncipe se dirigían al Bribón y al CAM para participar en la segunda jornada de la XXV Copa del Rey.

Más sobre

Regístrate para comentar