Los Príncipes de Asturias viajan a China para una visita relámpago

Horas después de presidir en la Casa de "ABC" de Madrid los premios "Mariano de Cavia", "Luca de Tena" y "Mingote", los Príncipes de Asturias partieron hacia China para una visita oficial de tres días de la que se ha destacado la apretada agenda política, económica y cultural con la que habrán de cumplir durante su corto recorrido por el País.
La visita real a China, la segunda para Don Felipe de Borbón (estuvo en el año 2000), y primera de su esposa, comenzó hoy por la tarde, doce de junio, hora española, en el aeropuerto de Pudong, Shanghai, donde fueron recibidos por el embajador de España, José P. Sebastián de Erice y otros representantes de la oficina de Asuntos exteriores.
Aunque el viaje de don Felipe y su esposa al país asiático responde a la invitación que el presidente Chino Hu Jintao, cursó personalmente a la Corona hace dos años, los Príncipes no mantendrán ningún encuentro con el mandatario debido al compromiso que éste mantiene con el Grupo de los Ocho (G-8), en Rusia, este fin de semana.

Apurando la agenda al límite
Mañana jueves, don Felipe y doña Letizia inauguraran junto a Moratinos, ministro de Asuntos Exteriores, el Foro de Inversiones y Cooperación Empresarial Hispano-Chino que se está celebrando en esta ciudad y que pasará a la historia como el más importante de los organizados hasta el momento por España en todo el mundo.
Finalizado el acto en el foro empresarial, los Príncipes de Asturias visitarán la Escuela de Negocios China- Europa (CEIBS), con la que nuestro país tiene una fuerte vinculación por tratarse ésta de la más importante de Asia. Una vez concluida la etapa de Shanghai, Don Felipe y Doña Letizia viajarán a Pekín para compartir una cena con los representantes de las empresas más importantes del país en uno de los hotles de la capital.

La mayor sede "Cervantes" del mundo
Las actividades del viernes comenzarán para don Felipe y Doña Letizia con la inauguración de la sede del Instituto Cervantes en la capital china, a la que también asistirá Cesar Antonio Molina, director de la Institución, para apoyar el lanzamiento de este centro -hace el número 58- destinado a convertirse en un verdadero motor para la proyección de la lengua y la cultura española en China.
La mayor sede del Cervantes en el mundo estará situada en el corazón de Pekín, con 23 aulas y una biblioteca de más de 20.000 volúmenes que llevará el nombre de Antonio Machado.
La Corona pretende apoyar a través de esta primera sede los intercambios culturales, políticos y económicos de España con el gigante asiático. Un país -el más poblado del mundo con 1.300 millones de habitantes- que ha conseguido desplazar al Reno Unido como cuarta potencia económica mundial, según lo publicado por la prensa internacional la psada semana.

Más sobre

Regístrate para comentar