El primer gran retrato de familia de doña Letizia con la realeza de Europa

Después de que protagonizara en el día de su boda con el [príncipe Felipe] un retrato de familia para la historia con las Casas Reales del mundo, la Princesa de Asturias ha vuelto a posar con la realeza de Europa en el espectacular marco del castillo de Berg, con ocasión de la celebración de las bodas de plata de los Grandes Duques de Luxemburgo.

A diferencia de entonces, [doña Letizia], en esta ocasión, no ha sido la gran protagonista del acontecimiento, sino una invitada real más al igual que sus homónimas, las princesas Máxima de Holanda, Mary de Dinamarca o Matilde de Bélgica. Y, a diferencia también de entonces, en este momento, ya tiene a sus espaldas más de dos años de rodaje como Princesa. Circunstancias que seguro han contribuido para verla tan cómoda en su papel de representante de la Corona española y relajada charlando con todos los miembros de esta gran familia de las Familias Reales (en una de las fotos que acompañan esta información la Princesa aparece conversando con la [princesa Matilde] y la reina Fabiola).

Tampoco ha pasado inadvertido en este retrato que, definitivamente, el blanco y negro se ha hecho color con la llegada de las futuras Reinas a las Cortes de Europa. La anterior fotografía de familia de las monarquías europeas que se hizo en Luxemburgo, allá en abril de 2001, con motivo de la proclamación de Enrique y María Teresa como soberanos, tras la abdicación de los Grandes Duques Juan y Josefina Carlota, era la foto del relevo, pero aún incompleta: estaba protagonizada por Herederos al trono, entonces, en su mayoría solteros. El documento gráfico de aquella primera cumbre de Reyes del siglo XXI, presidida por los nuevos soberanos de Luxemburgo y su hijo, el príncipe Guillermo, era una imagen funadamentalmente de smokings, salpicada sólo por algunos trazos de color morados y granates procedentes de los vestidos de gala de las pocas damas presentes (Sofía de Liechtenstein, [Victoria de Suecia], Mette-Marit, entonces prometida del [príncipe Haakon]; la gran duquesa María Teresa y [Matilde de Bélgica]). Hoy, cinco años después, las nuevas Princesas herederas colorean los retratos oficiales, como en esta ocasión, de mantón de manila, de flores o rosa.

Más sobre

Regístrate para comentar