Con la llegada del verano, los accesorios más vistosos han comenzado a hacer acto de presencia, por primera vez, en las apariciones públicas de la [princesa Letizia]. Si bien hasta el momento, el estilo de la Princesa de Asturias pasaba por sobrio y sencillo, en sus últimas apariciones doña Letizia ha dado un giro y ha adoptado un look más atrevido y sexy jugando con encajes, trasparencias, y joyería de fantasía. Así, se la vio anteayer, en el Museo Thyssen-Bornemisza, con ocasión de la inauguración de la exposición De Cranach a Monet. Obras maestras de la Colección Pérez Simón, y ayer, en el Parque Ferial Juan Carlos I con motivo de la inauguración de "EXPORTA 06-Congreso de internacionalización empresarial".

Su gusto por los complementos no es reciente. Siempre ha puesto gran esmero en la elección del calzado y los bolsos -sus adornos predilectos-, y en las joyas para redondear su puesta en escena. Pero hasta el momento las piezas de joyería eran eso, de joyería: pendientes, pulseras y gargantillas de brillantes, perlas, oro blanco o amarillo, y no de fantasía, como el imponente collar de perlas negras, blancas y negras de diversos tamaños, con cierto aire a rosario, que lució anteayer, o el de cuentas de colorines de ayer. Y ahora, tras esta pequeña revolución de su estilo, cabe preguntarse si la princesa doña Letizia se atreverá en sus próximas apariciones públicas, contagiada por el espíritu de Ascot, que ha llegado a todas las cortes de Europa, a ponerse también sombrero.

Pues bien, de esta guisa, como decíamos, acompañó al [príncipe Felipe] en la presentación pública de la impresionante colección particular mexicana, conocida como JASP y considerada la colección de arte europeo más importante de Iberoamérica. A través de las 57 obras, pinturas de algunos de los grandes nombres de la Historia del Arte como Cranach, Rubens, Canaletto, Tiepolo, Goya, Corot, Monet, Cézanne, Gauguin, Pissarro, Renoir o Van Gogh, entre otros muchos, los Príncipes de Asturias, junto a la baronesa Carmen Cervera y la Presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, dieron un repaso a cinco siglos de arte occidental. Y, también, con este aire más moderno, acudió con el príncipe Felipe a la sede de la Confederación Empresarial de Madrid, donde el Heredero reiteró el compromiso de la Corona en defensa de la proyección de la empresa madrileña y española en el exterior.

Más sobre

Regístrate para comentar