Los Reyes de España inician una visita de Estado a Noruega

Atendiendo a la invitación de los reyes Harald V y Sonia, los Reyes de España comenzaron ayer una visita de Estado a Noruega, que se prolongará hasta el próximo 8 de junio. La segunda de don Juan Carlos I y doña Sofía al país escandinavo, tras la realizada en 1982 bajo el reinado de Olaf V.

Sus Majestades fueron despedidos ayer por la mañana con los honores de ordenanza en el Pabellón de Estado de Barajas, desde donde pusieron rumbo a Noruega. A su llegada al Aeropuerto de Oslo, el príncipe Haakon dispensó un caluroso recibimiento a don Juan Carlos y doña Sofía, tras el cual la comitiva real española se trasladó al Palacio Real. Una vez allí, se reunieron con sus anfitriones, los Reyes noruegos y los Príncipes herederos, Haakon y Mette-Marit, que les obsequiaron con una espléndida ceremonia oficial de bienvenida. Un acto en el que el estricto protocolo real y la espontaneidad se dieron la mano. Como refleja la anécdota: ni la princesa Mette-Marit ni el [príncipe Haakon] dudaron en agacharse, para evitar que lo hiciera la soberana española, cuando a ésta se le cayó el ramo de flores. Finalmente, el Heredero lo cogió al vuelo y se lo tendió a doña Sofía.

Doña Sofía se rinde a la pamela
Durante la ceremonia, destacó además de la amistad que une a ambas familias reales y los numerosos gestos espontáneos de afecto que se prodigaron entre ellos, la elegancia de las damas: la reina Sofía lució para la ocasión un traje sastre color oro tornasolado y, siguiendo la tradición noruega, echó mano de uno de los complementos menos vistos en sus puestas en escena, una vistosa pamela; la reina Sonia optó por un conjunto naranja y un sombrero beige, y la [princesa Mette-Marit], un traje azul claro y un tocado negro.

Las actividades continuaron con la visita del Rey al Parlamento noruego, donde se entrevistó con su Presidente y la Mesa del Parlamento, y una vez finalizada, se desplazó a la Oficina del Primer Ministro, con quien mantuvo un encuentro. Paralelamente, doña Sofía, acompañada por la reina Sonia, visitó el Museo Ibsen. Por la noche, como broche de oro de su primera jornada en Noruega, los reyes Harald y Sonia ofrecieron en honor de los soberanos españoles

Más sobre

Regístrate para comentar