Los Príncipes celebran su 2º aniversario de boda en Fuenlabrada

Las mismas miradas y sonrisas de complicidad de siempre y una apretada agenda en la localidad de Fuenlabrada, el tercer municipio más grande de la Comunidad de Madrid, han marcado hoy el segundo aniversario de boda de los Príncipes de Asturias.

Han pasado dos años desde que, en aquel histórico lluvioso 22 de mayo de 2004, don Felipe y doña Letizia se convirtieran en marido y mujer e iniciaran juntos su camino como Herederos de la Corona recorriendo el país palmo a palmo y fundiéndose con su gente en un inmenso abrazo, interesándose por sus problemas. Dos años de sueños y misiones cumplidas, que han tenido su cénit tras el nacimiento de la Infanta Leonor -segunda en la línea de sucesión al Trono tras su padre-, que cumple siete meses de vida el próximo 31 de mayo. Con la misma ilusión que entonces, han celebrado la señalada fecha trabajando en Fuenlabrada, en el marco de una serie de visitas que tienen previsto realizar en los próximos meses a municipios de toda España que no son capitales de provincia, y que iniciaron el martes pasado en Móstoles. Una intensa jornada que seguro ha traído emotivos recuerdos de sus nupcias a los Príncipes de Asturias, ya que, igualmente, han vuelto a ser agasajados también con el cariño y afecto de los madrileños.

Acompañados por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; la subdelegada del Gobierno en funciones, Pilar Gallego; y el alcalde de la localidad, Manuel Robles (PSOE), y arropados por cientos de fuenlabradeños, han emprendido un dilatado recorrido por los lugares más destacados de la localidad. Envueltos en un clamor de gritos de bienvenida -'¡Letizia, Letizia! y ‘¡Sí, sí, sí, Felipe ya está aquí!’-, don Felipe y doña Letizia iniciaron poco después de las doce del mediodía su visita en la plaza del Ayuntamiento. Los Príncipes correpondieron al afecto popular deteniéndose a saludar a los vecinos allí congregados, que no paraban de hacerles fotos tanto con las cámaras como con los teléfonos móviles. A continuación, y después de haber saludado a todos los miembros de la Corporación municipal, se adentraron en el Ayuntamiento y se asomaron al balcón del Consistorio para agracecer el caluroso recibimiento que les habían dispensado a su llegada.

Más sobre

Regístrate para comentar