Juegos y travesuras de los nietos de los Reyes en la playa

Palma de Mallorca fue de nuevo el destino elegido por los Reyes, sus hijos y sus nietos para disfrutar de estos días de vacaciones de Semana Santa. De nuevo la playa de convirtió en el lugar de juegos de los más pequeños de la casa. Así los Duques de Palma decidieron llevar a sus hijos, -la pequeña Irene es aún pequeña para estas excursiones-, y a sus sobrinos, Froilán y Victoria Federica, hijos de los Duques de Lugo, a la playa. Junto a ellos estuvo el príncipe Kyril de Bulgaria, quien a su vez se encontraba en la isla junto a su mujer, Rosario Nadal y sus hijos. Curiosamente, invitados por los príncipes búlgaros, sus amigos, los príncipes [Haakon] y [Mette-Marit] de Noruega se dieron cita también en Palma de Mallorca para pasar sus días de vacaciones, y también en compañía de sus hijos fueron a la playa.

[Iñaki Urdangarín] y Kyril de Bulgaria se encargaron de montar una cometa que después echaron a volar. Pablo Nicolás, especialmente cautivado con el juguete, siguió con atención las instrucciones que tanto su padre como Kyril le daban.

Los Príncipes de Asturias llegaron el sábado
A los Reyes, los Duques de Lugo y los de Palma se unieron los Príncipes de Asturias junto a la pequeña Leonor el sábado a mediodía, cuando llegaron a la isla. Don Felipe y doña Letizia se sumaban así al resto de la familia tras pasar unos días en una ciudad del Mar Rojo, donde invitados por la Familia Real jordana, asistieron a la ceremonia nupcial del príncipe Hashem, hermano menor del [rey Abdalá], con la princesa Fahda de Arabia Saudí.

Esa misma tarde, la Princesa de Asturias acompañó a su suegra, doña Sofía, y a la hermana de ésta, la princesa Irene, a realizar a algunas compras por la zona comercial de Jaume III, donde turistas y curiosos, entre muestras de asombro y alegría, se acercaron a saludar a la Reina y a la Princesa. Finalizadas las compras, volvieron al Palacio de Marivent.

Más sobre

Regístrate para comentar