El rojo es una apuesta segura para doña Letizia. Si la Princesa quiere deslumbrar, como hizo ayer durante su visita a Galicia junto a su esposo, el príncipe Felipe, agarra un abrigo rubí con una bufanda de cashmire a juego o un traje de chaqueta y falda escarlata o un sofisticado vestido de gala carmesí y, sencillamente, triunfa. No falla y ella lo sabe. Por eso, a lo largo de estos casi tres años y medio, como prometida de [don Felipe] primero y como Princesa de Asturias después, dando la mejor imagen de España, no ha dudado en dar mayor cabida en su guardarropa a un color tan español-aunque no destierra ningún otro- y que le favorece tanto. De hecho, en los momentos decisivos, ha echado mano de diseños de sus modistos favoritos, [Lorenzo Caprile] y [Felipe Varela], en rojo.

Así, se decantó por una creación de Caprile, un dos piezas compuesto por una chaqueta encorsetada con amplio escote barco, brocados de seda -que reproducían dibujos de Avignon, inspirados en el siglo XVIII- y botones bordados en cristal; y una falda de color rojo guinda a tono con los brocados, para su debut social, todavía como prometida del Príncipe, ante la aristocracia internacional en el inigualable marco del Teatro Real de Copenhague, con motivo de la gala previa a la boda del príncipe Federico y Mary de Dinamarca; por un vestido largo con un original juego de drapeados en escote y espalda, realizado en crepe satén y tul de seda natural de color rojo fuego -un modelo que le granjeó excelentes críticas en los medios de comunicación escandinavos- para asistir al enlace de los Príncipes herederos daneses; por sendos trajes de corte principesco en rojo para sus primeras cenas de gala en el Palacio Real -después de su luna de miel, con ocasión de la visita oficial a España del presidente de Perú, Alejandro Toledo, y de su esposa, Eliane Karp, y después del verano, en honor a la Presidenta de Letonia y a su esposo, Imants Freibergs-; y por varios conjuntos de chaqueta y falda, para diversos actos oficiales como su viaje a Leyre (Navarra), su primera visita oficial a una Autonomía después de su enlace matrimonial.

Tampoco falta el rojo en el renovado vestuario de [doña Letizia], tras su maternidad, como hemos podido descubrir en su viaje a Galicia, donde los Príncipes de Asturias presidieron la inauguración del V Congreso de Cooperativismo Agrario, bajo el lema "Compartiendo oportunidades", en el Palacio de Congresos de Galicia de Santiago de Compostela y visitaron en Vigo la nueva sede de la Fundación Pedro Barrié de la Maza y la exposición "Impresionismo. Obras maestras del Museo Wallraf-Richartz-Fundación Corboud". La Princesa brilló, nuevamente, vestida con un abrigo rojo bordado con flores combinado con una bufanda anudada al cuello y, como adornos, unos pendientes de rubíes.

Más sobre

Regístrate para comentar