La Princesa de Asturias retoma su agenda oficial

Tres meses después de que diera a luz a la infanta Leonor

Doña Leonor ha dormido su primera noche sola en Palacio, acompañada por sus cuidadoras y cerca de sus abuelos, pero lejos de sus papás. La princesa Letizia retomó anoche en Barcelona su actividad institucional, justo tres meses después del nacimiento de su primogénita, la infanta Leonor. Su esperada reincorporación a la vida oficial, tras su baja maternal -interrumpió sus comparecencias para derdicarse por completo a su pequeña-, estuvo envuelta de enorme expectación, emociones y elegancia. Doña Letizia, radiante con un recogido de bucles y vistiendo para la ocasión un abrigo negro entallado tras el que se escondía un vestido a tono, presidió al lado de su esposo, Felipe de Borbón, la gala con la que el diario Mundo Deportivo conmemoraba su centenario. El acto central de un año histórico y de celebración para este rotativo, que comenzó su andadura el 1 de febrero de 1906.

Junto a los Príncipes, se dieron cita a esta gran celebración, en el Palau de Congressos, casi 1.000 invitados, entre los que se encontraba una amplia representación de la clase política, autoridades del deporte y sociedad civil española, como el Duque de Palma, el alcalde de Barcelona, Joan Clos, o el presidente de honor del COI, Juan Antonio Samaranch, entre otros. Pero las grandes estrellas de la velada fueron los 125 deportistas de élite asistentes. Cracks del deporte de ayer y hoy como Pelé, Miguel Induráin, Fermín Cacho, Arantxa Sánchez Vicario, el legendario Dream Team, que conquistó la Copa de Europa de 1992, los pilotos de Repsol Marc Coma y Nani Roma -protagonistas del último Dakar-, y Rafa Nadal, gran revelación del tenis en 2005.

Gran ovación al príncipe Felipe
Don Felipe, que pronunció un discurso bilingüe (catalán-castellano) por el que recibió una gran ovación de los presentes, destacó la importancia del deporte como "escuela de convivencia" y elogió a Barcelona y Cataluña como "ejemplo de modernidad y vitalidad, impulsadas por su rica tradición cultural y por una sociedad dinámica". El Príncipe de Asturias mostró también su satisfacción por presidir los actos conmemorativos del centenario de Mundo Deportivo, "tanto en mi condición de deportista que tuvo la oportunidad de participar en los Juegos Olímpicos de Barcelona, como en mi calidad de Príncipe, pues a nadie se le escapa que los medios son un pilar imprescindible de la democracia".

Los invitados disfrutaron durante la velada de un avance de la película 100 años de emociones, con la participación de destacados protagonistas de la historia del deporte en los últimos cien años, y de una cena servida por Ferran Adrià, uno de los grandes cocineros del mundo. Al final de la celebración, don Felipe y doña Letizia posaron junto a Javier Godó, presidente de Mundo Deportivo, a Santi Nolla, director del diario, y los homenajeados. De madrugada, los Príncipes regresaron a Madrid.

Más sobre

Regístrate para comentar