Juego de colores para un bautizo histórico: así vistió la familia de doña Leonor

El carácter familiar que los Reyes y los Príncipes ha querido conferir al evento ha reunido en el salón de Audiencias de la Zarzuela a tres elegantes familias -Borbones, Ortiz y Rocasolano- que no regatearon esfuerzos a la hora de vestirse para la celebración histórica.

La reina doña Sofía llevaba un elegante traje de chaqueta en tono gris plata, combinado con zapatos de salón y el broche de perlas y brillantes que perteneció a la reina Mercedes. La Princesa de Asturias lució en el bautizo de su hija un robe-manteau de lana cardada, diseñado por Felipe Varela, en tono tostado, con cintas de seda de color crudo, zapatos de corte salón forrados en raso de color champán y con alto tacón; la infanta Elena recurriría al siempre elegante dos piezas 'chanel' en tonos rosas y marrones. Ambas coincidieron, sin embargo, a la hora de elegir la lana jaspeada como tejido.

Diseños de familia
La Duquesa de Lugo completaba el conjunto con unos pendientes de perlas en forma de lágrima y el collar de perlas de Victoria Eugenia, que pertenece a su madre, la Reina. Siempre austera en complementos, doña Letizia optó por ponerse unos sencillos pendientes también de perlas esféricas que sobresalían entre su melena ondulada.
La infanta Cristina apostó una vez más por los tonos oscuros que tanto le gustan y eligió para asistir al bautizo de su sobrina una chaqueta en color azul, combinada con una falda acampanada marrón. La Infanta llevaba además unos espectaculares pendientes de oro largos, de inspiración oriental.

Los mismos tonos
La madre de la Princesa, Paloma Rocasolano, a quien se vio hace tan solo unos días con su hija Telma ultimando los detalles de su traje en el estudio del diseñador Felipe Varela, optó por una chaqueta en doble crêpe de lana, en tono rosa talco, con un cuerpo y falda de seda y gasa frambuesa, rematada por volantes. La madre y la abuela materna de la Princesa de Asturias eligieron la misma gama de tonos, aunque doña Enriqueta llevó un abrigo de lana en color ciruela y vestido de crêpe de seda, en una linea totalmente diferente a Menchu, la abuela paterna, que fue la única de las invitadas que vistió un dos piezas de pantalón en terciopelo verde botella.

Las hermanas de doña Letizia que tanto han dado que hablar por sus acertadas elecciones a la hora de vestir para asistir a la boda de los Príncipes de Asturias acapararon, una vez más, la atención por su sencilla elegancia. Erika Ortiz, que se sentó junto a su marido Antonio Vigo, lució un vestido de color marrón combinado con azul a juego con unos zapatos de corte salón.
Telma combinó una falda acampanada, con una chaqueta jaspeada en tonos neutros y azules pálidos con un cinturón de lazo rosa, diseño también de Felipe Varela. Como complemento, la hermana de doña Letizia lució una gargantilla de diseño muy actual y un bolso a juego con pedrería.

Más sobre

Regístrate para comentar