Los Príncipes de Asturias posan con su hija, la infanta Leonor, en La Mareta

La infanta Leonor ha vuelto a posar para los medios de comunicación. Y ha vuelto a cautivar a todos. A punto de cumplir dos meses, la primogénita de los Príncipes de Asturias ha sido fotografiada con sus padres en los jardines de La Mareta, la residencia que posee la [Familia Real española] en Lanzarote, primer destino de vacaciones de la pequeña, que cumplirá el próximo 31 dos meses de vida. Allí la Infanta ha vivido su primera Navidad y ha conocido el mar.

Antes de iniciarse la sesión de fotos, los Príncipes desearon feliz Navidad y Año Nuevo a los periodistas que se acreditaron para cubrir el acto. Una ocasión muy especial -gráficamente hablando-, pues desde que el pasado 7 de noviembre madre e hija abandonaran la clínica Rúber Internacional de Madrid, sólo se había podido captar una imagen de la niña, en brazos del Heredero, el pasado 7 de diciembre, cuando los príncipes Felipe y Letizia salieron de compras con su hija a un conocido centro comercial de Madrid. Hoy, tres semanas después de aquel fugaz encuentro, hemos podido ver a la niña, vestida de sport, al igual que sus padres con pantalones vaqueros y camisa, y con los ojos abiertos que, como en su día anunció el príncipe Felipe, son de un color azulado. Todos los presentes tuvieron ocasión de contemplar la mirada azul de la pequeña, ya que [don Felipe] y [doña Letizia] se acercaron a aquellos reporteros gráficos que se encontraban demasiado lejos como para percibir el color.

Tiernas imágenes de la infanta Leonor
Durante los quince minutos siguientes, los Príncipes estuvieron respondiendo las preguntas de los periodistas y posando con la pequeña. El resultado: unas preciosas y tiernas imágenes de los Príncipes de Asturias mostrando al mundo, felices y orgullosos, en los jardines de la residencia lanzaroteña, a su primogénita. En ellas, hemos podido descubrir que la infanta Leonor, que por primera vez se encuentra fuera de Madrid, sigue haciendo las delicias de todos y fascinando a sus padres, que aprovechaban siempre que podían para tenerla en sus brazos y hacerle arrumacos.

Durante su comparecencia ante los medios, los Príncipes anunciaron también que abandonarán la isla el próximo viernes, para pasar Fin de Año y Año Nuevo con la familia. El príncipe Felipe añadió que estaba encantado de permanecer unos días en un lugar que le trae tantos recuerdos de familia, entre los que citó la muerte de su abuela, doña María de las Mercedes, que falleció el 2 de enero de 2000, cuando la Familia Real se reunió en La Mareta para pasar unos días de descanso durante las fiestas de Navidad.

Más sobre

Regístrate para comentar