Los Príncipes de Asturias y la infanta Leonor ya están en Lanzarote

Los Príncipes de Asturias y su hija, la infanta Leonor, ya están en la Mareta, la residencia que posee la Familia Real española en Lanzarote. Don Felipe, doña Letizia y la pequeña Leonor, en el que es su primer viaje fuera de Madrid, han llegado hoy a la isla canaria, donde permanecerán hasta el 31 de diciembre, según fuentes gubernamentales. De manera que, aunque el Palacio de La Zarzuela no quiso confirmar la visita a la isla de los volcanes de los Príncipes de Asturias y su hija, por tratarse de un viaje privado, Lanzarote ha sido finalmente el primer destino de vacaciones de la pequeña, que cumplirá el próximo 31 dos meses de vida.

Arreglos en La Mareta
Hace unos días comenzaron a realizar algunos arreglos en los jardines de ‘La Mareta’, escena que suele preceder a la llegada de huéspedes ilustres. La última vez que la [Familia Real española] se hospedó en la residencia lanzoreteña, situada junto al mar, en Costa Teguise, fue con motivo del bautizo del pequeño Carlos Morales, hijo de la princesa Alexia de Grecia y de Carlos Morales, y cuando Sus Majestades los Reyes realizaron una visita a las islas de Lanzarote, Gran Canaria y Tenerife, coincidiendo con el XXX aniversario del Reinado. La Familia Real también escogió La Mareta para pasar las Navidades de 1998 y fue precisamente en esta residencia donde falleció repentinamente el 2 de enero de 1999 la madre de don Juan Carlos, doña María de las Mercedes. Asimismo, fue La Mareta el lugar escogido el pasado verano por el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y su mujer, Sonsoles Espinosa, para pasar las vacaciones estivales.

La Mareta, diseñada por el artista lanzaroteño César Manrique, goza de todas las comodidades necesarias para garantizar el descanso de sus huéspedes, lo que unido al microclima de la isla, con temperatura primaveral durante todo el año, le ha convertido en uno de los destinos favoritos de la Familia Real. Asimismo, el inmueble ha sido ofrecido como lugar de descanso a varios mandatarios internacionales, entre ellos Mijail Gorbachov, Vaclav Havel, Helmut Köhl o Gerhard Schröder. A pesar de sus frecuentes estancias en la isla, el rey Hussein de Jordania, que mandó construir a finales de los años 70 la residencia de La Mareta, jamás se hospedó en ella. Por amistad, se la regaló al rey don Juan Carlos y a finales de los 80 el inmueble pasó a formar parte del Patrimonio Nacional.

Más sobre

Regístrate para comentar