Historia de las pilas bautismales de la Familia Real española

Cuando la infanta Leonor reciba las aguas del río Jordán en el Palacio de la Zarzuela el próximo 14 de enero, lo hará en una histórica pila que fue usada por última vez en el bautizo de su padre, el príncipe Felipe, el 8 de febrero de 1968. Se trata de una reliquia románica que se utiliza desde hace cuatrocientos años para el bautismo de los herederos al trono, y que lleva el nombre de Domingo de Guzmán, el santo que, siendo un bebé, fue bautizado en ella, en 1170, en la iglesia de Caleruega, Burgos.

Según cuenta la tradición, su madre le puso a la pila el nombre de su hijo tras tener un buen parto y un niño sano. Santo Domingo de Guzmán fue un hombre religioso que ejerció una importante labor como misionero. Su figura adquirió tal prestigio que, en el siglo XV, todos los grandes linajes apellidados Guzmán decían ser parientes o miembros de su familia, como el Conde Duque de Olivares.

La joya, una pieza románica de piedra blanca sin bruñir guarnecida en plata del siglo XII, fue trasladada, en 1605, por orden de Felipe III, al convento de los dominicos de San Pablo de Valladolid. En este lugar recibió el bautismo su hijo, el que en 1605 llegará al trono de España con el nombre de Felipe IV, y que fue el primer niño bautizado en esta pila. En 1927, por privilegio especial, la pila se trasladó a la capilla del Palacio Real para bautizar a la actual [Duquesa de Alba], que fue apadrinada por Alfonso XIII y su esposa Victoria Eugenia. Más tarde se instaló en la iglesia del convento de las madres dominicas, cercano al palacio Real, donde permanece en la actualidad y que se puede visitar.

Presente, desde hace siglos, por lo tanto, en la historia de la monarquía española, esta reliquia santa no ha faltado a ninguno de los bautizos de los Príncipes de Asturias e infantes, y en ella se han bautizado a casi todos los Reyes de España, como Carlos II, Luis I, Fernando VI, Carlos III, Fernando VII, Isabel II y Alfonso XII. Un bautizo insólito fue el del rey Alfonso XIII, que recibió este sacramento siendo ya Rey de España. En el último siglo, a excepción de los nacidos en el exilio, todos sus hijos: don Jaime, doña Beatriz y don Juan; el conde de Barcelona y los hijos del [rey Juan Carlos]: la [infanta Elena], la [infanta Cristina] y el [príncipe Felipe] han recibido las aguas bautismales en esta pila.

Más sobre

Regístrate para comentar