Don Juan Carlos, treinta años como Rey de todos los españoles

Han pasado 30 años, y los Reyes recuperan la memoria histórica del momento en el que comenzaron su andadura como Reyes de España trabajando día y noche en el gran proyecto que fue el sueño de su padre: una monarquía para todos.

La fecha que cambió el "futuro"
En la madrugada del 20 de noviembre de 1975, el entonces príncipe don Juan Carlos recibe la noticia de que Franco ha muerto. Dos días después, con el cuerpo del Caudillo córpore insepulto y en un marco de nervios y gran incertidumbre, la monarquía vuelve a España. Don Juan Carlos de Borbón jura ante las Cortes como Rey. El juramento es el equivalente al acto solemne de su coronación, ceremonia que no está contemplada como tal en nuestro país.

Aquel día, el jovencísimo príncipe Felipe se convierte en heredero de la Corona. Es aún un niño pero también se levanta cuando el presidente de las Cortes y del Consejo de Regencia, Rodríguez Valcárcel, tiende solemnemente al futuro Soberano el libro de los Santos Evangelios pronunciando la fórmula ritual

El relevo
Se escucha rotundo y claro, el "Sí, juro" del Príncipe que, a partir de ese momento, sería ya Juan Carlos I, Rey de España, y se inicia una nueva época en nuestro país, ratificada unos años después con la firma de la Constitución en 1978, en la que España apoya con entusiasmo la democracia.

Un arzobispo, un teniente general, una personalidad del movimiento, las tres fuerzas que habían dado la espalda a su padre, el Conde de Barcelona, se convierten, también, en los testigos del relevo... Aunque el cambio histórico había comenzado con aquel discurso pronunciado por Don Juan Carlos que abrió todas las puertas a la esperanza de recuperar la libertad y la democracia.

Más sobre

Regístrate para comentar