La infanta Elena, primogénita de don Juan Carlos y doña Sofía, es bautizada en la Zarzuela

El 20 de diciembre de 1963 nació en Madrid la hija primogénita de los todavía príncipes de España, don Juan Carlos y doña Sofía,la infanta doña Elena María Isabel Dominica de Silos de Borbón y Grecia. Con motivo de tan feliz acontecimiento volvían a España, después de treinta años de exilio, Sus Altezas Reales don Juan de Borbón y doña María de las Mercedes.

La ceremonia religiosa tuvo lugar el 27 de diciembre en el palacio de la Zarzuela, siendo padrinos de la niña la abuela paterna, doña María de las Mercedes, y el infante don Alfonso de Orleáns y Borbón, recibiendo la neófita el agua bendita del río Jordán de manos del nuncio del Papa en España, monseñor Riberi, y siendo la pila bautismal utilizada la tradicional de la Familia Real, que es la de Santo Domingo de Guzmán. En tan sentidos momentos para don Juan, la llegada a su país después de tantos años en el exilio y el nacimiento de su primera nieta, escribió la sentida frase:"He dado gracias a Dios porque en medio de tantas largas horas de dolorosa ausencia se haya servido conservarme el ánimo para que ni mi familia ni yo olvidemos las responsabilidades históricas de nuestras vidas".

Bautizo de Felipe Juan Froilán
Motivo de gran alegría para la Familia Real fue la llegada del primer nieto, don Felipe Juan Froilán de Todos los Santos, hijo de Su Alteza Real la infanta doña Elena y de don Jaime de Marichalar, duques de Lugo.

El recién nacido recibió el sacramento del Bautismo en el salón de audiencias del palacio de la Zarzuela el domingo 4 de octubre de 1998, víspera de la festividad de San Francisco de Asís y de San Froilán, Patrón de Lugo, oficiando la ceremonia el arzobispo de Madrid, cardenal Rouco Varela. Fueron padrinos el Rey don Juan Carlos y doña Concepción Sáenz de Tejada, condesa viuda de Ripalda y abuela paterna. Entre los más de 60 invitados se encontraban el entonces presidente del Gobierno, don José María Aznar, y su mujer, doña Ana Botella; el equipo médico que atendió a la madre, así como miembros de la familia del Rey.

Don Juan Froilán, después de su madre, la infanta doña Elena, era en ese momento tercero en el orden de sucesión a la Corona, recibiendo por su condición el tratamiento de excelentísimo señor y la categoría de grande de España, independientemente de cualquier otro título que en algún momento pueda ostentar.

Más sobre

Regístrate para comentar