LEONOR, MADRE DE ENRIQUE EL DOLIENTE
En noviembre de 2003, los actuales Príncipes de Asturias celebraron la petición de mano en el Palacio de El Pardo. Doña Letizia le regaló, además de unos gemelos de oro blanco y zafiros, "una joya literaria", firmada por Mariano José de Larra: El doncel de don Enrique el Doliente, en la que se narra, en atmósfera romántica, las aventuras y desventuras del primer Príncipe de Asturias de la historia quien, por cierto, tenía una madre de nombre Leonor... Y es que el azar no lo es todo.

LEONOR, REINA DE PORTUGAL Y FRANCIA
Juana La Loca, la desdichada hija de los Reyes Católicos que perdió la cordura por amor, eligió el nombre de Leonor para bautizar a su primogénita. Y su destino no pudo ser más cercano a la Corona. No ya de un Estado, sino de dos, porque Leonor se casó en dos ocasiones. La primera, con Manuel de Portugal, junto a quien fue reina regente de los lusos. Al enviudar casó con Francisco I de Francia.

LEONOR DE CASTILLA, EXCEPCIÓN A LA REGLA
Entre tantas mujeres llenas de virtudes, sólo una Leonor de nuestra historia puede ser tildada de "traidora", aunque en realidad buscó en todo momento lo mejor para sus hijos. Leonor de Castilla, reina de Aragón (1329-1336), fue la segunda esposa de Alfonso IV. Se casó con él para estrechar los lazos de Aragón con Castilla, pero conspiró para lograr el reino de Valencia a favor de sus hijos. Ella misma, en 1335, fomentó una guerra de Castilla contra Aragón. Un hijo la acusó de conspiración y acabó siendo ejecutada por traidora.

LEONOR DE ARAGÓN, REINA DE NAVARRA
Apenas un mes ostentó Leonor de Aragón la Corona de Navarra. Sin embargo, ha sido la última Leonor reinante en nuestra tierra. Fue coronada en 1479, a la muerte de Juan II, con el apoyo de Fernando El Católico.

Más sobre

Regístrate para comentar