Doña Letizia, con la infanta Leonor en sus brazos, salió del hospital junto a su esposo, el Príncipe de Asturias. Posaron ante los medios y respondieron la tormenta de preguntas que lanzaron los informadores. Entre ellas, un periodista volvió a preguntar por el nombre. Y doña Letizia desveló que el nombre había sido elegido por el príncipe Felipe y que fue el príncipe Felipe quien más apostó por este nombre frente al resto. "Nos cuadró", había confirmado la madrugada del 31 de octubre, don Felipe de Borbón, cuando, a las cinco y media de la madrugada, se reunió con los medios para confirmar el feliz nacimiento de su primogénita. La elección de este nombre de profundas raíces históricas nos abre las puertas al fascinante mundo de la historia, una historia "real", donde las Leonores se muestran como mujeres de "rompe y rasga". Se dice que las mujeres con este nombre son activas, con fuerte personalidad y muy intuitivas, además de con cualidades para organizar y dirigir. Puntos muy a favor de una futura reina.

LEONOR DE AQUITANIA, MUJER Y MADRE
Se la conoció como "la Reina rebelde" y reinó en dos Estados (como más tarde hiciera otra Leonor, la hija de Juana La Loca). En su caso, Francia e Inglaterra la tuvieron como Reina. Quiso que la mujer luchara, ya en aquella lejana Edad Media del siglo XII, por sus derechos. Sus hijos entraron a formar parte del libro de la Historia: Ricardo Corazón de León y Juan sin Tierra.

LEONOR PLANTAGENET LLEGA A ESPAÑA
Una hija de la legendaria Leonor de Aquitania, Leonor Plantagenet, fue prometida a los nueve años de edad a Alfonso VIII, El Noble. Fueron a buscarla hasta la misma Inglaterra. Y llegó a España dispuesta a trabajar en pos de su nueva patria. Prueba de ello fue que se convirtió, junto a su esposo, en fundador de las Huelgas Reales, el monasterio burgalés donde las mujeres tenían un poder inaudito para la Edad Media.

Más sobre

Regístrate para comentar