Votación: ¿qué nombre le parece más adecuado? Pinche aquí para votar


Los Príncipes Herederos de Europa han pensado una y mil veces el nombre de sus primogénitos. Porque el nombre se mantiene a lo largo de los siglos, porque el nombre bien puede conferir personalidad; y porque la elección del nombre es un delicado proceso de reconocimiento y homenaje a familiares que crearon su propio estilo. Un estilo que ellos quieren por el bien de sus hijos.

Elizabeth de Bélgica: con historia ‘real’
Se convertirá en la primera soberana belga de la historia moderna. Gracias a una vieja reivindicación feminista, y amparándose en la Convención Europea (que prohíbe toda discriminación en materia de sexos), la Ley Sálica que imperaba en Bélgica fue abolida en 1991. La histórica heredera a la Corona belga nació el 26 de octubre de 2001. El príncipe Felipe y la princesa Mathilde, conscientes del importante papel histórico que jugaría un día su primogénita, se pensaron mucho el nombre. Finalmente optaron por Elizabeth Thèrese Marie Hèlene. El nombre de Elizabeth fue casi inmediato: un homenaje sincero a la bisabuela del príncipe Felipe, una mujer que se caracterizó por su gran carácter y determinación y a la que siempre ha admirado la Familia Real belga. Por su parte, el nombre de Marie Hèlene se debe a la hermana de la princesa Mathilde que ejerció de madrina en el bautizo de la pequeña.

Amalia de Holanda: un nombre que son cinco
Catherina-Amalia Beatriz Carmen Victoria -nacida el 7 de diciembre de 2003- es el nombre completo de la primogénita de Guillermo de Holanda y Máxima Zorreguieta, nacida con el título de Princesa de los Países Bajos y Orange-Nassau. El orgulloso padre desveló por fin el verdadero nombre al día siguiente, cuando acudió al Registro Civil. Y no tuvo problemas en explicar el porqué de nombre tan extenso: "A mi esposa y a mí nos gustaba Catharina-Amalia (dos nombres de Reina) porque sonaba mejor que al revés, Amalia-Catharina, aunque Amalia será su nombre habitual. Escogimos Carmen en honor a la madre de Máxima, que se llama María del Carmen. Además, a mí me gustaba Victoria por su significado (triunfo)". Se le olvidó al príncipe Guillermo, o quizá evitó explicarlo por obvio, el porqué de Beatriz, tercer nombre de la pequeña. Sin duda, un bonito homenaje a su abuela paterna, la actual Reina de Holanda.

Más sobre

Regístrate para comentar