Dos días después del nacimiento de la primera hija de los Príncipes de Asturias siguen llegando decenas de regalos a la clínica Ruber Internacional de Madrid. Flores, muñecos de peluche y felicitaciones para doña Letizia y la recién nacida, siguen desfilando a las puertas de este hospital.
Poco después de conocer la noticia de que doña Letizia había dado a luz a una niña, llegaron los primeros regalos típicos para una recién nacida. El primero de todos fue una canastilla con diversos artículos para bebé (osito de peluche, manta de color rosa...) que envió Miguel Primo de Rivera, uno de los amigos del Príncipe Felipe. Después llegaron un sonajero de plata del Ayuntamiento de Barcelona, y una medalla de la Virgen de los Desamparados del consistorio de Valencia. Tampoco ha faltado la cesta con diferentes frutas, que ha enviado el propietario de una conocida frutería madrileña, Félix Vázquez.

Entre los presentes más curiosos se encuentran chihuahua y un jamón. El perrito es un regalo de la Sociedad Protectora de animales Lassie, fundada den 1990 en Las Palmas, que cuidará de este joven ejemplar de raza fina chihuahua tricolor, que ya está vacunado y tiene su chip de identificación. Cuando la princesa Letizia considere oportuno la asociación enviará este perrito a Leonor. Por su parte, con la entrega del jamón de Teruel, se cumple un compromiso que el presidente del Consejo Regulador de la denominación de Origen, Enrique Bayona, le hizo al príncipe Felipe el pasado mes de mayo durante el acto de inauguración del III Congreso Mundial del jamón, cuando le dijo: "vuestro hijo vendría con un pan debajo del brazo, pero también con un jamón, en este caso de Teruel." En Jaén el nuevo teatro que se está construyendo en la capital llevará el nombre Infanta Leonor, y el Ayuntamiento ha enviado un ejemplar único del libro de cuentos y leyendas de la capital de Sacro Imperio.

Más sobre

Regístrate para comentar