El nacimiento de Leonor no es sólo un feliz acontecimiento para la Familia Real sino que tiene una importante trascendencia constitucional, ya que hace más necesaria la reforma de la Carta Magna planteada por el presidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero para igualar a hombre y mujer en la línea sucesoria a la Corona. Éstas son las claves para entender el proceso:

¿Por qué es necesaria una reforma constitucional?
Porque el artículo 57.1 de la Constitución establece la prevalencia del varón sobre la mujer en los derechos de sucesión a la Corona en una clara discriminación por razones de sexo.
Una falta de coherencia total con otro artículo de la Carta Magna, el 14, que establece que "los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social".

¿Es urgente la reforma?
No, pero sí imprescindible, ya que si los Príncipes de Asturias tuviesen un hijo varón antes de que ésta fuese modificada, la Infanta Leonorperdería el derecho de acceder al trono. Nada pasaría, sin embargo, en el supuesto de que sus hermanas fueran todas mujeres.

¿Qué se necesita para llevarla a cabo?
Para reformar la Carta Magna en su Título II -sobre la Corona- es necesario un complicado procedimiento. La reforma, de las llamadas "agravadas", necesitaría el apoyo de dos tercios del Congreso y del Senado y después se deberían disolver inmediatamente las Cortes. A continuación hay que convocar elecciones para que el nuevo Parlamento apruebe un texto que, en última instancia, deberá ser sometido a referéndum.

Más sobre

Regístrate para comentar