Tres cuartos de hora después de que la Casa Real anunciara que doña Letizia se encontraba ingresada para dar a luz, la madre de la Princesa de Asturias, Paloma Rocasolano, con un traje de color marfil, llegó a la clínica Ruber Internacional para permanecer al lado de su hija. Tras haber esperado en su domicilio durante seis horas, la madre de doña Letizia fue trasladada al hospital cuando faltaban otros tres cuarto de hora todavía para que se anunciara oficialmente que la Princesa había dado a luz a su primogénita. Paloma Rocasolano no se detuvo a hablar con los periodistas.

La primogénita de don Felipe y doña Letizia -Infanta de España y alteza real- ha llegado al mundo una noche de lluvia -curiosamente, también llovió con fuerza la mañana en la que los Herederos celebraron sus esponsales-, un día antes del segundo aniversario del compromiso de sus padres; tres del 67º cumpleaños de la reina doña Sofía y 23 de la conmemoración del trigésimo aniversario de la proclamación de don Juan Carlos como Rey -por primera vez en más de dos siglos, una Princesa de Asturias ha dado a luz a un Infante/a en vida y ejercicio de un Soberano abuelo-.

Han pasado 37 años desde que España recibiera al último Infante, don Felipe de Borbón, y desde que el Rey pronunciara la histórica frase: "Es varón, rubio y tiene los ojos azules". La llegada del príncipe Felipe, el 30 de enero de 1968, a las 12:45 de la mañana, colmó entonces de felicidad a todos los españoles como esta madrugada lo ha hecho el nacimiento de su hija.

Más sobre

Regístrate para comentar