El príncipe Felipe desea estar presente en el nacimiento de su primogénito

El Príncipe de Asturias no quiere perderse el nacimiento de su primer hijo, previsto para el mes de noviembre, según comentó en una conversación informal con los periodistas, durante la recepción ofrecida por la [Familia Real española] en el Palacio de Oriente con motivo de la celebración de la Fiesta Nacional.

Muy ilusionado ante su próxima paternidad, [don Felipe] desveló a la prensa algunas incógnitas sobre el gran acontecimiento. Confesó que [doña Letizia] dará a luz previsiblemente a mediados de noviembre en la madrileña clínica Rúber Internacional -la misma en la que la Infanta Elena tuvo a sus dos hijos-, y que desea estar en el momento del parto junto a su esposa, quien no asistió a la recepción precisamente por recomendación del Príncipe para no permanecer tanto tiempo (más de dos horas) de pie. No obstante, la Princesa se encuentra bien y, de hecho, acompañará a su esposo, la próxima semana, en Oviedo a la entrega de los Premios Príncipe de Asturias, que este año celebran su 25º aniversario.

Muy ilusionado
Cuestiones como el sexo del bebé siguen sin respuesta. A escasas semanas del nacimiento, el futuro padre insistió en que aún desconocen si su primogénito será niño o niña y aseguró, asimismo, que, por el momento, no se han decantado por ningún nombre en concreto, aunque se debaten entre una larga lista de nombres de ambos sexos.

Durante la charla con los periodistas, el príncipe Felipe hizo gala una vez más de su gran sentido del humor. Bromeó con la fecha en la que se espera que se produzca el nacimiento afirmando que éste podría tener lugar a principios de noviembre, a mediados o, tal vez, a finales, así como con la posibilidad de participar en la porra que la prensa ha organizado sobre el sexo y el nombre del bebé, pero reconoció que jugaba con ventaja y desistió de hacerlo.

Más sobre

Regístrate para comentar