La Princesa de Asturias cumple 33 años en Zarzuela y trabajando

Han pasado tres años desde su primera cita a ciegas; dos desde que el mundo la descubre como la prometida de [don Felipe] de Borbón; uno y medio desde la celebración de su boda. Ahora, faltan dos meses para que se convierta en madre. Para entonces, tendrá 33 años. Los cumple hoy y los celebra trabajando. Y lo hace, con look premamá, como Princesa de Asturias y futura madre del Heredero al trono español -está prevista la reforma del artículo 57 de la Constitución garantizando así, la igualdad entre sexos en el acceso a la Corona de España-.

Como viene siendo tradición, la Casa Real no ha facilitado ningún dato sobre los planes privados de [doña Letizia]. No obstante, se sabe que los Príncipes han pasado el día en Madrid, en la más absoluta intimidad familiar y que sigue sin haber respiros en su agenda oficial. Prueba de ello son, los numerosos actos a los que han asistido en las últimas dos semanas tras su paréntesis estival: eventos deportivos -el partido de fútbol entre España y Serbia-, audiencias privadas a diversas agrupaciones profesionales, recepción de políticos y los viajes, como el efectuado a Praga para inaugurar el Instituto Cervantes en la capital checa. Un centro en el que seguir rindiendo honores a nuestras letras, al ingenio de nuestro caballero andante. Y una ceremonia en la que se puso en evidencia la impresionante proyección que han dado don Felipe y doña Letizia a lo largo de estos últimos doce meses a la cultura española.

Ni la vida ni la agenda de una Princesa se diseña a medida. Ni ningún cumpleaños volverá a ser igual a otro. De hecho, si el año pasado doña Letizia optó por una celebración íntima, familiar y sin actos oficiales en Zarzuela. Primero, junto a una parte de los Rocasolano: su madre, Paloma; sus abuelos, doña Enriqueta y don Francisco; su hermana Erika -acompañada por su hija Carla- y sus primos más allegados. Y, por la noche, cenando a solas, con Sus Majestades los Reyes en el palacio de la Zarzuela. Una velada muy especial que tuvo lugar algunos días antes de la fecha exacta de su cumpleaños, ya que los Príncipes de Asturias habían preparado para el día en cuestión, 15 de septiembre, un viaje a un destino paradisiaco. En esta ocasión, la Princesa de Asturias ha celebrado su cumpleaños en la intimidad de la Zarzuela, agotando junto al príncipe Felipe los últimos meses de su dulce espera; sin la compañía de los Reyes, que asisten estos días en Nueva York a la Asamblea de la ONU, y trabajando. Don Felipe y doña Letizia han asistido a las 19:00 horas a la presentación del Diccionario del Estudiante, que edita la Real Academia Española, en la Fundación Rafael del Pino. Un acto en el que doña Letizia, espléndida con un amplio blusón blanco con topos negros y chaqueta blanca, recibió de manos de Víctor García de la Concha, director de la institución, un ejemplar del diccionario como regalo de cumpleaños.

Más sobre

Regístrate para comentar