Los Príncipes de Asturias son recibidos por el Presidente de la República Checa

Los Príncipes de Asturias llegaron este mediodía a Praga, la ciudad dorada, para inaugurar una nueva sede del Instituto Cervantes en el centro histórico de esta capital centroeuropea. Directamente del aeropuerto, [don Felipe] y [doña Letizia] se trasladaron al Palacio Presidencial, en el Castillo de Praga, donde fueron recibidos por el presidente, Václav Klaus, y su esposa, Livia Klausova, para mantener un almuerzo privado.

Almuerzo con el Presidente checo
De esta manera, el mandatario checo quiso agasajar a sus invitados de honor durante su estancia en la ciudad, dado que no podría asistir con ellos a la posterior inauguración del Instituto Cervantes por coincidirle con una visita oficial a Israel. Klaus, que instaló recientemente la residencia oficial del Presidente de la República en el Castillo -desde el que se divisa toda Praga-, saludó en el interior del palacio a don Felipe y a doña Letizia, que vestía un pantalón negro y una chaqueta blanca -tras la que asomaba una tripa cada vez más evidente-, [el mismo conjunto que lució durante su primera audiencia en la Zarzuela tras el verano]. Después de cruzar unas palabras, se dirigieron todos al salón dorado donde el anfitrión les ofrecería un almuerzo, antes de emprender viaje esa misma tarde.

Acompañarán en su lugar a don Felipe y doña Letizia en el acto inaugural del centro el Primer Ministro, Jirí Paroubek, y el Presidente del Senado, Premysl Sobotka. El discurso del Príncipe de Asturias cerrará la ceremonia de apertura, en la que también intervendrán el director del Instituto Cervantes, César Antinio Molina; y las autoridades checas. La inauguración incluye una visita a la exposición "En las fronteras. Arte de las Américas", de la colección del Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo.

Más sobre

Regístrate para comentar