Los nuevos retratos oficiales de las infantas Elena y Cristina

Hace una semana, la Casa Real española hacía público el primer retrato oficial de la Princesa de Asturias, una imagen exclusiva realizada por el estudio de fotografía Dalda. El mismo estudio ha sido el encargado de hacer además nuevas fotografías a los Duques de Lugo y Palma, que se han hecho públicas hace algunos días. Estas nuevas imágenes sustituyen a los retratos oficiales de las Infantas y, cabe destacar que, mientras que los Reyes y los Príncipes de Asturias posan por separado, doña Elena y doña Cristina lo hacen con sus respectivos esposos, aparte de la fotografía individual de cada una.

Así son cuatro las nuevas imágenes de las hijas mayores de don Juan Carlos y doña Sofía, en las que se muestra, en primer lugar, a doña Elena cogida del brazo de [Jaime de Marichalar], ambos con una expresión relajada y sonriente. Doña Elena viste un traje de chaqueta con falda en tono blanco, combinado con un cuerpo bordado en el mismo color. Lleva el pelo recogido y, como único complemento, luce un juego de collar de perlas y pendientes de perlas y brillantes. Don Jaime de Marichalar lleva un traje de chaqueta azul marino, combinado con una corbata en un tono más claro de azul y una camisa blanca con rayas igualmente azules, mostrando una vez más esa elegancia que le caracteriza.

Retratos muy naturales
En la foto individual de la [infanta Elena], la hija mayor de los Reyes lleva el mismo atuendo y posa de pie, en la misma habitación donde lo hace con su marido. Si bien los Duques de Lugo están retratados, probablemente, en el interior del Palacio de la Zarzuela, los Duques de Palma han elegido los jardines para su imagen. El entorno natural sirve de fondo a una instantánea en la que, cogidos de la mano, se muestran igualmente sonrientes. Doña Cristina, muy natural, con la melena suelta y un traje de chaqueta en color rosa, con un cuerpo blanco. La Duquesa de Palma lleva además unos preciosos pendientes de perlas, en forma de lágrima, con un brillante en la parte superior, muy similares a los de su hermana. [Iñaki Urdangarín] lleva un traje azul con corbata de rayas a juego y camisa blanca.

A diferencia de su hermana mayor, la [infanta Cristina], que está embarazada de su cuarto hijo, posa sentada en su retrato individual. Con un traje de chaqueta abotonado hasta el cuello y mangas tres cuartos de color beige y las manos relajadas sobre el regazo, la Infanta cambia no sólo su vestido, sino las joyas: en lugar de los pendientes de perlas, lleva unos pequeños brillantes. Sin duda, unas instantáneas naturales que están en la línea de la imagen oficial de doña Leticia y que contrastan con la fotografía de toda la Familia Real, tomada el día de la recepción al Cuerpo Diplomático acreditado en España y en la que todos visten de etiqueta.

Más sobre

Regístrate para comentar