Don Felipe cumple 37 felices años y, como informaron fuentes de la Casa del Rey, lo hará "en privado". Aunque no cabe duda de que, ya sea en la intimidad de su residencia, dentro del Palacio de la Zarzuela, o en algún otro lugar, lo hará en compañía de sus seres más queridos.

El Heredero de la Corona celebra su primer cumpleaños de casado con la princesa Letizia, su compañera de viaje desde el pasado 22 de mayo y la mujer que conquistó su corazón de Príncipe y de hombre. Él siempre supo que sería así: "Cuando me case lo haré por amor, con una mujer que me guste y de la que me haya enamorado", como le confesó a Pilar Urbano. Y ahora, ocho meses después del enlace, por primera vez, sopla las velas de su pastel de cumpleaños junto a su esposa y alza un discreto e íntimo brindis por el sueño cumplido de compartir una vida en común.

Sin duda, éste ha sido el aniversario más especial del Príncipe. Pero, a lo largo de sus 37 años, los españoles hemos sido testigos de algunos de momentos estelares de otras muchas celebraciones de cumpleaños de don Felipe, que aún permanecen grabadas en nuestra retina: el último de soltero, que festejó visitando, junto a su prometida, doña Letizia, el Santuario de Covadonga en el municipio asturiano de Cangas de Onís; su 35º aniversario, que celebró, junto a su padre, el Rey, con una jornada de trabajo de contenido militar, en la que recibió una cálida felicitación de sus compañeros de promoción y una fantástica tarta de chocolate, o el de sus 31 años que pasó asistiendo a la entrega de los Goya. Con una amplia sonrisa recibió el Heredero de la corona la especial felicitación que le brindó Almodóvar desde el escenario, al recibir el premio al mejor director en la edición de 1999. Cuando el director recordó el acontecimiento, el auditorio comenzó a entonar el "Cumpleaños feliz".

"A la tercera tiene que ser la vencida"
Más de tres décadas han transcurrido desde que don Juan Carlos sufriera "un desvanecimiento" cuando la tarde del 30 de enero de 1968 le comunicaron que su tercer hijo era... un varón, según confesaría años después Carmen Hervías, enfermera de la clínica de Nuestra Señora de Loreto, en la que nació el príncipe Felipe. El propio Rey, refiriéndose a aquel día, recordaba años más tarde: "Realmente no sé lo que hice al conocer la noticia, aunque recuerdo que empecé a dar saltos de alegría, como haría cualquier padre, y a abrazar a todo el mundo... Yo estaba seguro de que iba a ser un varón. Y me lo repetía a mí mismo. A la tercera tiene que ser la vencida. Además... nosotros teníamos preparada ropa para niño".

Más sobre

Regístrate para comentar