Así es la nueva vivienda que se han comprado la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín

La infanta doña Cristina de Borbón y su esposo, Iñaki Urdangarín, duques de Palma de Mallorca, que, tal y como informamos en las páginas precedentes de este mismo número, están esperando su cuarto hijo, han adquirido en una zona residencial de Barcelona —no muy lejos, por cierto, de donde ahora viven— un chalé al que, al parecer, se podrían trasladar a vivir el próximo verano, una vez haya nacido el nuevo bebé, o, si no, coincidiendo con el inicio del curso escolar de sus hijos: Juan Valentín, que en septiembre cumplió cinco años; Pablo Nicolás, que el próximo mes cumplirá cuatro, y Miguel, de dos y medio.

El chalé, que tiene dos plantas y un semisótano, fue construido en 1952 por el arquitecto Vilallonga, que treinta años después lo vendió a María Ventós, esposa del abogado Mario Herrera, quien ha vivido en él con sus hijos hasta hace muy poco.
Los duques de Palma de Mallorca estaban buscando desde hace algún tiempo una vivienda más amplia que la que ahora tienen —viven en un edificio de apartamentos—, pensando, sobre todo, en sus tres hijos, a los que el próximo verano se unirá, como hemos dicho, el cuarto.

Más sobre

Regístrate para comentar